La nueva versión de OS X no llegará a los ordenadores Mac hasta finales de año (octubre probablemente), con una beta abierta para el que quiera probarla el próximo mes de julio. En Gizmodo en Español ya la hemos instalado para probar sus novedades, y te podemos adelantar que te dejarán con ganas de más.

El Capitan (la marca registrada es sin tilde, aunque estamos de acuerdo en que debería llevarla) es una montaña de roca muy popular entre los escaladores situada en el Parque Natural de Yosemite. Esta dato ya debería darnos una clave sobre OS X 10.11. No estamos ante una actualización amplia ni mucho menos. Es solo una pequeña parte de Yosemite.

Nada más instalarla no notaremos la diferencia. Apple asegura que El Capitan es 1,4 veces más rápido que Yosemite en abrir aplicaciones. Hemos puesto frente a frente dos Mac Mini idénticos (uno con Yosemite y otro con El Capitan) abriendo aplicaciones con un cronómetro en la mano y no hemos sido capaces de encontrar diferencia apreciable más allá de unas décimas que podrían atribuirse a nuestro mal pulso. Los tiempos de inicio del equipo son prácticamente los mismos, aunque el equipo con la 10.11 deja el escritorio disponible quizá un poco más rápido. La diferencia es inapreciable.

Advertisement

¿En qué se diferencia entonces El Capitan de Yosemite? A nivel de usuario, en una serie de pequeños detalles destinados a hacer la vida más cómoda. Como nota previa, decir que no todas estas funciones están disponibles todavía. La capacidad pare entender el lenguaje natural de Spotlight, por ejemplo, sigue idéntica a la de Yosemite. Probablemente no podamos apreciar la diferencia hasta que salga la versión final. Otro tanto sucede con la función de tráfico de los mapas. Olvídate de tenerla todavía en Madrid. En Nueva York funciona muy bien.

La inapreciable diferencia en rendimiento es el ejemplo perfecto de lo que representa OSX 10.11 El Capitan: una pequeña colección de cambios. De muchos ni nos daremos cuenta de su existencia hasta dentro de un tiempo. Estos son algunos de los que hemos visto en nuestro primer paseo por el nuevo sistema operativo.

El cursor se hace grande

Cuando trabajo, lo hago con bastantes ventanas abiertas, y a veces sencillamente no se dónde demonios ha ido a parar el cursor cuando el ratón vuelve de reposo. En estas circunstancias, lo que suelo hacer es lo que hace cualquier persona normal en estos casos: agitar furiosamente el ratón entre imprecaciones silenciosas con la esperanza de localizar la dichosa flechita (Bueno, quizá no sea muy normal).

Advertisement

Lamentablemente, en algunos casos ni siquiera eso es suficiente. La nueva versión tiene una función que es una genialidad. Si sacudimos el cursor de un lado a otro con brío, este se hace de un tamaño enorme para que podamos ver dónde está. Parece absurdo, pero vaya si funciona.

Ajustar ventanas a pantalla partida

Esta función no es original, pero es estupendo que por fin la integren. Eso sí, está a años luz de la misma función en Windows. Se trata de separar fácilmente dos aplicaciones para verlas cada una en una mitad de la pantalla, o en el espacio proporcional que queramos adjudicar. Se activa dejando pulsado el botón de maximizar y es realmente útil. Igualmente, es posible gestionar aplicaciones a pantalla completa y asignar otras a nuevos escritorios de manera más fácil gracias a algunos cambios en Mission Control.

Rendimiento gráfico

Antes decíamos que no lográbamos apreciar la diferencia a la hora de abrir aplicaciones. Apple también explicaba que había mejorado la reproducción de gráficos en un 40% y que los grandes beneficiados son los archivos grandes con imágenes como los PDF. No mentían. La diferencia en los tiempos de carga no nos dejará con la boca abierta, pero se nota. En general, El Capitan está pensado para funcionar mejor incluso en equipos viejitos, y eso es una buena noticia.

Renombrar archivos y copiarlos

Hasta ahora, se podía cambiar el nombre de un archivo simplemente pulsando una vez sobre él y esperando un segundo. Apple ha introducido también la opción en el menú contextual para mayor claridad. Sí, tampoco entendemos por qué esto era tan importante.

Advertisement

Hablando de archivos, uno de los problemas más molestos de OS X era que si algo detenía el proceso de transferir un archivo, por ejemplo, de una carpeta a otra, se detenía por completo y había que volver a hacerlo desde cero. Ahora, si estamos copiando un archivo o una carpeta de un lugar a otro y el proceso se interrumpe, se guarda en caché de manera que podemos retomarlo cuando queramos o podamos.

Nueva utilidad de discos

Hablando de archivos, la aplicación Utilidad de discos de OS X se había quedado anticuada. La versión 10.11 trae esa herramienta completamente actualizada. El aspecto visual es más acorde con el del resto del sistema, y también rediseña los menús para hacerlos más sencillos e intuitivos. A nivel de funcionalidad, no hemos encontrado mucha diferencia.

Gestos en Safari y Mail

Salvo que optemos por otras opciones no nativas, Safari y Mail son dos de las aplicaciones más utilizadas de OS X. Ambas se benefician en la versión 10.11 de algunos gestos nuevos. En el caso del cliente de correo, hereda la posibilidad de gestionar la lista de mensajes deslizándolos hacia los lados igual que en iOS.

Advertisement

En cuanto a Safari, ahora las pestañas se pueden agrupar hacia la izquierda formando botones, algo muy práctico si tenemos abiertas muchas pestañas. Encontrar una pestaña en la que se está reproduciendo un sonido es también mucho más sencillo.

Una oportunidad perdida

Eso es todo. Hemos pasado horas tratando de buscar más diferencias entre Yosemite y esta versión 10.11, y no hemos encontrado nada digno de mención. ¿La buena noticia? El Capitan es estable hasta en su versión beta más preliminar. Está tan pulido que parece una versión definitiva si no fuera por un problema que nos ha dado el hub USB 3.0 (no reconocía una memoria concreta).

No puedo evitar sentirme un poco defraudado. Las mejoras en las aplicaciones de Notas, Safari o Mail están bien, y el lavado de cara de la aplicación de discos era ya urgente, pero resulta que yo uso normalmente Evernote, Chrome y correo web. Eso me deja con un cursor creciente y la pantalla partida como las dos novedades que más voy a usar. Es muy poco.

Advertisement

Advertisement

OS X 10.11 es la mejor versión que ha existido del sistema operativo de los mac. Es estable (incluso en beta), rápida y elegante, pero aporta muy poco nuevo con respecto a Yosemite. Apple ha aplicado aquello de que, si algo funciona, mejor no lo toques, pero creo que hay un margen de mejora muy grande (y desaprovechado) en muchos frentes de Yosemite. Lástima que hayan dejado pasar el tren este año.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)