Imágenes: Alex Cranz / Gizmodo

Es probable que el Samsung Galaxy Note 7 te resulte familiar. Su pantalla es enorme, la cámara toma fotografías increíblemente nítidas y tiene un estúpido lápiz que sale de la parte inferior del teléfono. Desde que fue lanzado por primera vez, el Note se ha convertido en un producto esencial para la gente que necesita (o quiere) un teléfono gigante. Pero, a medida que he ido probándolo durante la última semana, he notado que el Note se ha convertido en un teléfono que casi cualquier persona puede llegar a amar.

No siempre ha sido el caso. Cuando el Galaxy Note debutó en 2012 fue muy criticado por ser demasiado grande; todo el mundo se reía de los nerds que garabateaban con un lápiz óptico. Sin embargo, al cabo de pocos años, todas las cosas que hicieron del Note un teléfono tan geek acabaron convirtiéndose en un estándar de la telefonía móvil. Los lápices ópticos, las pantallas gigantes... ahora son socialmente aceptables. De hecho Microsoft y Apple han acabado aceptando el lápiz como una característica central de sus productos de hardware de alta gama. (Sí, lo sé, en realidad son productos mucho más grandes: portátiles híbridos que no pueden compararse con un teléfono inteligente). Hoy en día, el Note 7 podría ser una opción legítima para casi cualquier usuario de smartphones.

Advertisement

Advertisement

El Note 7 cuesta 850 dólares y toma prestados sus mejores atributos directamente del Samsung Galaxy S7 Edge, hasta el punto que tienes que preguntarte por qué existe aún el S7 Edge. Ambos tienen el mismo procesador, la misma cámara y, básicamente, el mismo tamaño de pantalla (la pantalla de 5,7 pulgadas del Note 7 es 0,2 pulgadas más grande que la del S7 Edge). Ambos son resistentes al agua, llevan un vidrio resistente a golpes y tienen un cuerpo de aluminio. De hecho el Note 7 se ve, se siente y rinde de manera casi idéntica al S7 Edge.

El Note 7 tiene tres características que lo diferencian del S7 Edge: el lápiz S-Pen, un sistema de seguridad de escáner de iris y un puerto USB-C.

A pesar de haber sido una de las características centrales del Note desde el principio, el S-Pen sigue siendo un accesorio no esencial. Lo cual tiene sentido en cierto modo. ¿Quién necesita realmente un lápiz óptico para su teléfono? Dicho esto, no es del todo inútil. Usé fielmente el mío cada vez que pude encontrar unos minutos libres para jugar con el teléfono. Efectivamente, hizo que el móvil resultara más fácil de usar por largos periodos de tiempo, y resultó muy útil cuando necesitaba ser más preciso o cuando dibujaba garabatos en mis mensajes de Snapchat.

Sponsored

Por lo general no soy un gran fan de un teléfono con piezas desmontables. El S-Pen es otra de esas cosas que puedo romper o perder. Pero el stylus del Note 7 nunca me pareció una carga, y resultaba fácil seguirle la pista (ya estuviera escondido en el teléfono o no). Incluso si hubiera perdido el lápiz sabía que el teléfono seguiría funcionando sin él. La impermeabilización del Note 7 también funciona sin el lápiz óptico metido en su hueco.

Sumergí felizmente el teléfono dentro de un vaso de agua en un bar para echar unas risas, e incluso lo llevé a la ducha para ver si podía navegar entre canciones. El teléfono funcionó bien en la ducha, aunque puedo decir que no es algo que vaya a añadir a mi rutina diaria. Aun así es interesante saber que, si necesito usar el Note 7 mientras me doy una ducha rápida, definitivamente podría hacerlo.

Advertisement

El escáner de iris funcionó mucho mejor de lo que esperaba. Tardas menos de un minuto en configurarlo y funciona al instante cuando pones la pantalla de bloqueo a la altura de tu cara. Podría usarlo todo el tiempo, pero acabé volviendo al lector de huellas digitales porque es un pelín más rápido.

El puerto USB-C es también una gran ventaja. Si bien no aporta mucho ahora, es una consideración importante para cualquier persona preocupada por la compra de un dispositivo listo para el futuro. El móvil también es compatible con la carga rápida, así que es muy fácil añadir energía en una urgencia. Nunca he tenido ningún problema con la batería durante mi semana de pruebas.

Advertisement

Samsung ha incluido además un puñado de acciones y aplicaciones que se pueden activar deslizando sobre el borde derecho de la pantalla, pero no me pareció que ninguna fuera realmente útil. Lanzar una app deslizando el dedo desde el lateral del teléfono no me ahorró ningún tiempo. Casi siempre resultaba más fácil elegir una aplicación desde el carrusel de programas usados recientemente pulsando el botón en el lado inferior izquierdo del teléfono.

Este es uno de los pocos problemas recurrentes que he experimentado con el Note 7: hay redundancias distribuidas a lo largo de TouchWiz, el sistema de Samsung basado en Android. Casi siempre hay más de una forma de realizar una tarea. TouchWiz sigue siendo uno de los puntos más débiles de la oferta de Samsung: a pesar de contar con algunos trucos interesantes, todavía no se siente tan pulido como el Android por defecto de Google.

Advertisement

El Note 7 también muestra un menú especial cuando se extrae el lápiz óptico del teléfono. Una lista de opciones te permite elegir entre escribir una nota a mano o, mi favorita, crear un archivo GIF de cualquier cosa que esté en la pantalla. Hay sólo unas cinco características principales que requieren el lápiz, pero es probable que nunca utilices ninguna de ellas. Una vez más, el lápiz resulta más divertido que funcional.

Sinceramente, lo único que me importa hoy en día de los teléfonos es la calidad de la pantalla y la cámara. El Note 7 está entre los mejores en ambas categorías, y esa es la verdadera razón por la que el teléfono resulta tan atractivo. La pantalla del Note 7 y la cámara bastan para alejarme de mi actual Nexus 6P. El lápiz es un extra completamente innecesario, pero si pasas mucho tiempo en el teléfono es divertido de usar —fuera del entorno de trabajo.

El Note 7 es el mejor teléfono que ha fabricado Samsung y, para mucha gente, el mejor teléfono Android que se puede comprar.

En resumen

  • La pantalla es increíblemente bonita
  • El lápiz es un extra innecesario, pero divertido para los ratos muertos
  • Tiene la mejor cámara que he probado en un teléfono móvil
  • Puedes eliminar las estúpidas aplicaciones de Samsung
  • El escáner de iris es alucinante, parece una tecnología del futuro

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.