Zapatos de las víctimas del Holocausto en Auschwitz. Imagen: Wikimedia Commons

Abro Amazon.com y busco “Holocausto”. El tercer libro de los resultados de búsqueda se llama Holocausto: La mentira más grande jamás contada. Empieza con una cita de Joseph Goebbels, el ministro de propaganda de Hitler: “Si una gran mentira se repite lo suficiente, la gente acaba creyéndosela”.

Advertisement

Creo que todos podemos percibir un cambio en el clima social. El terrorismo de ISIS, la guerra en Siria, la crisis de refugiados y por último el gobierno de Donald Trump, con su veto a inmigrantes y el ascenso a la Casa Blanca de personajes presuntamente antisemitas, han dado una nueva visibilidad a las voces de racismo, xenofobia, antisemitismo y de odio en general.

Una de las armas más potentes de esas voces es la mentira. En diciembre, una reportera del Guardian denunció que Google devolvía un post de corte neonazi titulado “10 razones por las que el Holocausto no sucedió” como primer resultado de la búsqueda “¿Sucedió realmente el Holocausto?”. Días después, Google cambió su algoritmo para castigar las noticias falsas y ahora el artículo aparece a mitad de la segunda página de resultados.

Ahora el foco se ha posado sobre Amazon. Yad Vashem, la institución oficial israelí en memoria de las víctimas del Holocausto, ha pedido a la compañía de Jeff Bezos que deje de vender libros que nieguen el exterminio de los judíos en la Alemania nazi. Holocausto: La mentira más grande jamás contada (2016) es el último panfleto de un catálogo que incluye viejas obras como ¿Murieron realmente seis millones? La verdad por fin (1974) y El engaño del siglo XX: el caso contra la presunta exterminación de los judíos europeos (1976).

Advertisement

El autor del primer libro fue juzgado dos veces en Canadá. En 1988, un juez concluyó que “falseaba el trabajo de los historiadores, citaba erróneamente a los testigos, se inventaba pruebas y citaba a autoridades inexistentes”. La obra fue prohibida en Alemania y Sudáfrica. El segundo libro fue prohibido en Canadá; Alemania, en cambio, prohibió exponerlo o promocionarlo.

Ambos han inspirado otros panfletos que también están disponibles en Amazon, como La verdadera historia del Holocausto (2000). Todos pueden aparecer como libros relacionados en las recomendaciones automatizadas de otros libros que no niegan el Holocausto.

Amazon y su tienda Kindle, donde cualquiera puede publicar sus obras, venden estos libros desde hace años. Yad Vashem abordó el tema poco después de la fundación de la compañía, pero no consiguió nada. Ahora, en una carta remitida a Jeff Bezos, la institución explica que el clima es adecuado para reconsiderar la petición.

Advertisement

Sponsored

“Dado que la presencia del antisemitismo se ha vuelto más frecuente en los últimos años, le instamos a retirar los libros que nieguen, distorsionen y trivialicen con el Holocausto de su tienda”, escribe Yad Vashem a Bezos. “La negación del Holocausto y otras formas de discurso de odio fomentan indudablemente los prejuicios y los crímenes de odio”, añade.

“La discusión abierta de ideas es ciertamente esencial para los sistemas pluralistas y democráticos, pero facilitar la propagación de tales ideas de odio es, como mínimo, irresponsable. Como agente importante en la difusión de ideas, corresponde a Amazon frenar la propagación del odio”.

[The Jerusalem Post]