Han pasado 43 años desde que “la niña del Napalm” conmocionara al mundo. Un bombardeo durante la guerra de Vietnam mató a dos de sus primos y le dejó medio cuerpo quemado. La imagen de Nick Ut fue portada del New York Times y ganó el Pulitzer a la mejor fotografía de 1972.

Fue un error del piloto (de las tropas de Vietnam del Sur), que confundió al grupo de aldeanos con el enemigo. Phan Thị Kim Phúc resultó gravemente herida y los médicos no creyeron que fuera a sobrevivir. Necesitó 14 meses de tratamiento para salir del hospital.

Advertisement

Después de quemarme, nunca más pude subirme a un árbol ni jugar como antes con mis amigos. Es muy difícil, me convertí en una discapacitada” explica Phúc al diario The Guardian.

Advertisement

La niña de 9 años, que ahora tiene 52, convive con dos horribles recuerdos físicos de aquel día: por un lado, las cicatrices que le recorren el brazo izquierdo y toda la espalda desde el cuello. Por otro, el profundo dolor que aún le provocan las heridas.

Hace un mes, Phúc decidió viajar a Miami para aliviar ese sufrimiento. Ha empezado un tratamiento con tecnología láser en una prestigiosa clínica dermatológica. Además de calmar el dolor que sufre desde el bombardeo, la radiación suaviza y ablanda sus cicatrices.

Advertisement

Estas fotos las tomó el propio Nick Ut en Miami. El fotógrafo no ha dejado de estar en contacto con ella desde aquel día. Después de hacer la fotografía mas icónica de la guerra de Vietnam, guardó la cámara y llevó a la niña al hospital. Phúc le llama “tío Ut”. [The Guardian]

Imágenes: Nick Ut / AP

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)