Para muchos, es la noticia astronómica del año. Un equipo de astrónomos ha encontrado un sistema solar con siete planetas similares a la Tierra, tres de ellos incluso podrían albergar océanos de agua líquida. Si esto no te impresiona, te invitamos a conocer otros siete datos sobre Trappist-1

1. La estrella de Trappist-1 es apenas más grande que Júpiter

Eso, en términos astronómicos, es una estrella muy pequeña. Se trata de una enana roja ultra-fría, y es uno de los tipos de estrella más abundante del universo.

2. Tiene siete planetas de un tamaño muy similar a la Tierra

Segunda rareza. Los exoplanetas rocosos no son muy comunes. Encontrar seis de golpe en el mismo sistema estelar (no está claro si el séptimo es rocoso) es absolutamente inusual.

3. Todos ellos están zona de habitabilidad

Encontrar siete planetas rocosos en la misma estrella es poco probable. Que todos ellos estén dentro de la zona de habitabilidad ya roza lo astronómicamente imposible.

4. Es un sistema estelar extremadamente pequeño

Es una consecuencia lógica de lo anterior. Para que todos compartan la misma zona de habitabilidad alrededor de una estrella tan pequeña, las distancias entre ellos tienen que ser mínimas. Todo el Sistema Trappist cabe en la región limitada por el cinturón de asteroides de nuestro Sistema Solar.

5. Tres de los planetas podrían tener océanos

Aún es imposible saberlo, pero si Trappist-1E, F y G tienen atmósfera, podrían albergar grandes cantidades de agua.

6. Ninguno de los planetas tiene días ni noches como los entendemos

Los cálculos indican que, por su proximidad a la estrella, los siete planetas sufren de acoplamiento de marea respecto a ella. En otras palabras, su rotación y su traslación están sincronizadas de tal manera que siempre ofrecen la misma cara a la estrella.

7. Pese a ello, siguen siendo potencialmente habitables

Los planetas con acoplamiento de marea suelen ser inhabitables porque sufren un efecto invernadero desbocado, pero la radiación que emite Trappist-1 es tan suave que sus planetas podrían ser habitables a pesar de todo.