Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Los astrónomos no logran explicar el origen de estos extraños círculos de ondas de radio

Algunos de los círculos observados brillan con luz visible.
Algunos de los círculos observados brillan con luz visible.
Imagen: Ray Norris y asociados / Nature Astronomy

Son perfectamente circulares, tan grandes que envuelven galaxias enteras y sus ondas oscilan a frecuencias entre 15cm y un metro. El nombre oficial de este extraño fenómeno cósmico es Círculos Raros de Radio (Odd Radio Circles) y de momento no tenemos ni idea de qué los causa.

Advertisement

El nombre parece un poco traído por los pelos, pero lo cierto es que les va que ni pintados y al menos es una mejora sobre el anterior. Cuando los astrónomos del Observatorio de ondas de radio ASKAP (en Australia) los descubrieron los llamaron simplemente WTF.

Sus características son tan raras que, de hecho, al principio los investigadores pensaban que se era algún tipo de aberración o un desajuste en los instrumentos, pero no era así. Con el paso del tiempo otros observatorios de radio a lo largo y ancho del mundo los han detectado. Si no habíamos reparado en ellos hasta ahora es porque son tan masivos y tan tenues que hace falta una instalación realmente masiva como ASKAP para detectarlos.

Así pues, ¿qué son? La pregunta no tiene respuesta todavía. Las frecuencias de radio a las que emiten sugieren que son algún tipo de nube de electrones enfriándose, pero qué causo el calentamiento en primer lugar es un completo misterio. Su forma perfectamente redonda desde nuestra perspectiva es otra cuestión interesante. La mejor explicación es que son producto de la explosión de una supernova, pero no hay ningún remanente de explosiones estelares en las inmediaciones, ni siquiera a cierta distancia, lo que descarta por completo esa hipótesis.

El profesor Ray Norris de la Universidad del Oeste de Sidney y principal autor de su descubrimiento desgrana todas las posibilidades conocidas para estos fenómenos solo para explicar que ya las hen descartado. Podrían ser quizá el cono de un chorro de rayos X visto exactamente desde la perspectiva en la que parece un círculo desde nuestra posición, pero Norris cree que no es probable que sea eso simplemente porque se han descubierto ya demasiados círculos y verlos todos con esa perspectiva sería una casualidad demasiado grande.

El análisis de estos círculos de radio con nuevos observatorios terminará por darnos más datos para interpretar correctamente su origen. Hasta entonces, son un misterio más de un universo del que aún sabemos demasiado poco. [Nature Astronomy vía IFL Science]

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.