Puedes decirle a Android que no quieres que una determinada aplicación use Google Maps para localizarte. Incluso puedes desinstalar completamente la popular aplicación de mapas. Da igual, aún queda un chivato de tus idas y venidas del que es difícil prescindir: Google Play.

El experto en seguridad para la consultora Secure Trading Mustafa Al-Bassam ha descubierto que la tienda de aplicaciones de Android rastrea continuamente la posición del usuario incluso en un terminal con Root, CyanogenMod, y en el que no está disponible la aplicación oficial de mapas.

Al parecer, Google Play monitoriza esta información para ofrecersela a las aplicaciones que lo necesitan, pero no se puede desactivar. Las dos únicas opciones que ha encontrado Al-Bassam para evitar este rastreo es deshabilitar por completo el GPS, o eliminar Google Play. Ninguna de las dos es muy útil a largo plazo. [vía Mustafa Al-Bassam]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.