China califica Windows 8 de "amenaza" a la seguridad del país. Solo unos días después de que China prohibiera utilizar Windows 8 en los ordenadores del Gobierno, medios estatales han calificado el sistema operativo de "amenaza" a la ciberseguridad del país. La principal televisión estatal, la CCTV, emitió un reportaje en el que se explicaba, según expertos de seguridad chinos, que Windows 8 recolectaba datos de los ciudadanos con fines de espionaje. Propaganda, política e intereses económicos, todo junto en una situación que supone un duro golpe a Microsoft.