Investigadores de la Universidad de Princeton, en Estados Unidos, desarrollaron una impresora 3D que puede imprimir lentes de contacto de cinco capas, con materiales diferentes en cada una de ellas. Además, una de estas capas permite proyectar imágenes a los ojos de quien los usa como si fuera una especie de pantalla LED a escala nanométrica.

La construcción de las lentes era compleja, pero la impresión 3D se ha revelado como un método muy útil para esa tarea. Los científicos utilizaron semiconductores de nanopartículas inorgánicas, una matriz elástica, polímeros orgánicos como material de transporte de carga, cables de metal sólido y líquido, y una capa de polímero transparente que sostiene todos los elementos anteriores. Además, agregaron nanodiodos que emiten luz.

Advertisement

El proyecto está fundado por la Fuerza Aérea de Estados Unidos, cuyo objetivo a largo plazo es utilizar estas lentes para proyectar información en el ojo de los pilotos durante el vuelo. Incluso, y si se logra reemplazar los diodos por sensores de luz, las lentes podrían servir para revelar el estado de la retina del que los usa, y así monitorear la salud de los pilotos.

El proyecto aún está en etapa de desarrollo. Los científicos no están segurod de si los materiales que utilizaron podrían afectar al orgnismo de manera negativa. Tampoco están seguros del voltaje que necesitan para hacerlos funcionar sin dañar el ojo del usuario.

Aún faltan muchas pruebas por hacer para llevar estas lentillas al punto en el que un ser humano pueda ponerlas sobre sus ojos y ver imágenes como si fuera una especie de proyector o televisor. No obstante, el experimento comprueba que la impresión en 3D es una técnica mucho más flexible de lo que se pensaba y que puede servir para trabajar objetos a nanoescala. [vía New Scientist]

Imagen: LUMOimages / Shutterstock

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)