16 bits, música MIDI y los gloriosos efectos de vídeo del chip Mode 7 en la consola Super Nintendo. Qué mejor forma de rendir tributo a Dowton Abbey. Una lástima que ni la serie ni el juego existiesen en los 90. ¡Mr. Carson, tráigame unos puros para acompañar este Cognac mientras echo una partida! [Kotaku]