Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Analogue Pocket, la consola compatible con las consolas clásicas más míticas, se ha agotado en 8 minutos

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Analogue

Ayer a las ocho de la mañana (hora de San Francisco) se abría el plazo de reservas de la Analogue Pocket. Nuestros compañeros de Kotaku madrugaron para hacerse con una de estas magníficas consolas de bolsillo. Fue inútil. Apenas ocho minutos después de comenzar se agotaron todas las unidades.

Advertisement

El proceso ha sido tan caótico que ha dejado a no pocos usuarios descontentos, incluido al mismísimo Elijah Wood. Muchos de ellos se encontraron con el mensaje después de seleccionar su consola, los accesorios que querían y hasta introducir sus datos para el envío. Tras completar el proceso, la página se quedaba cargando minutos y minutos hasta que el navegador les devolvía a la casilla de salida, con la cesta vacía y la notificación de que ya no quedan unidades. Frustrante es decir poco.

Tiene pinta de que la página se ha saturado completamente tras abrir el plazo de reserva, algo que no tiene por qué ser culpa exclusiva del fabricante. La Analogue Pocket ha despertado una considerable cantidad de Hype, y fabricar unidades suficientes para su estreno ha tenido que ser toda una odisea con la crisis de covid-19 en pleno apogeo.

Advertisement

¿Qué es lo que hace a la Analogue Pocket tan especial? Si no la recuerdas, ya hablamos de ella por aquí cuando se presentó en 2019. Se trata de una consola de bolsillo con un formato similar a la Game Boy, pero mucho más plana y con una pantalla espectacular de 1600 x 1440 píxeles. La Analogue es compatible con Game Boy, Game Boy Color, Game Boy Advance, e incluye adaptadores para Game Gear, Neo Geo Pocket Color, y Atari Lynx, Pero lo realmente interesante está en su interior.

Advertisement

La emulación no es la mejor manera de reproducir los videojuegos clásicos de tu juventud, y es por eso que Analogue optó por el FPGA con sus consolas retro. Un FPGA (Field-Programmable Gate Array, o matriz programable de puertas lógicas sobre el terreno) es un chip personalizado que se puede programar para funcionar exactamente como todo el silicio que se encuentra dentro de las consolas antiguas. El resultado es una experiencia de juego y sonido que es una recreación exacta de lo que ofrece el hardware clásico y, en ocasiones, incluso mejor.

Advertisement

De momento poco se puede hacer para hacerse con una de estas maravillas salvo registrarnos en la web oficial y esperar a que nos notifiquen su retorno al stock. La consola cuesta 199 dólares, pero si queremos incluir todos los adaptadores tendremos que soltar 100 dólares más. nalogue]

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

Share This Story

Get our newsletter