Se llama P45 y es el coche más pequeño del mundo, si es que a este artefacto se le puede llamar coche. Por lo visto lo ha diseñado Jeremy Clarkson, el presentador del programa Top Gear de la BBC, que también lo ha probado delante de las cámaras. El invento tiene un tanque  para 1,7 litros de combustible, un motor de 100 centímetros cúbicos y un tejado que sirve a la vez de casco y hace que el conductor parezca una especie de Buzz Lightyear en apuros. Y es más pequeño que el famoso Peel P50. Buenísimo. [BBC Two]