Los dioramas, esas maquetas que intentan encapsular una escena, un mundo real, raramente lo consiguen. Dominar la técnica es muy complejo. Sin embargo, el de la foto de arriba es uno de los más meticulosos y fascinantes que hemos visto en mucho tiempo. Diseñado a mano por el vietnamita Nguyen Manh Hung en 2011, mide 3 metros y se expone ahora en un museo de Australia hasta el próximo abril. Evoca los abarrotados bloques de viviendas en Hanoi, la capital de Vietnam, donde el artista pasó su infancia. Apartamentos con lo mínimo, rodeados de pobreza y donde la privacidad y la confidencialidad, por lo escaso del espacio, no existen. La maqueta es tan extraña e hipnótica que parece salida directamente de un sueño.

En este diorama, llamado Living together in Paradise, Manh Hung construyó pieza a pieza todo el entorno, nubes y avión incluidos. Como cuenta él mismo, su padre fue piloto de cazas y eso de alguna forma le marcó. La exposición está a miles de kilómetros de distancia, en Queensland, formando parte de la 7ª edición de la Trienal de Arte Contemporáneo Asiático, pero por suerte podemos ver en el vídeo debajo cómo se creó. El resto de los trabajos de Manh Hung, en DesignBoom y en su web. [DesignBoom]

Foto: Fee Harding

Foto: Nguyen Manh Hung

Foto: Christy Gallois

Foto: Christy Gallois