Hitachi ha demostrado en la ciudad japonesa de Tsukuba su nuevo vehículo-robot autónomo, el Robits (Robot for Personal Intelligent Transport System), pensado para transportar de forma autónoma a gente en rutas predeterminadas. El objetivo es que pueda circular en los márgenes de las aceras o las carreteras y está pensado para gente mayor y quienes tengan dificultad para caminar. Dado su tamaño, diseño y, sobre todo, que se conduce solo, es fácil imaginarlo como un prototipo de transporte urbano para mucha más gente.

Hitachi no ha dado detalles de disponibilidad comercial o precios, de momento es solo un prototipo. La compañía ofrecerá más detalles el próximo mayo en una conferencia de robótica.

El Ropits está equipado con GPS para encontrar las rutas, y con cámaras y sensores láser para detectar y esquivar obstáculos. La parte superior del vehículo se levanta para dar acceso al pasajero. Dentro hay una especie de tableta táctil en la que especificamos el destino, la ruta... y listo. El Ropits nos lleva.

La idea parece factible en ciudades asiáticas de países como Japón, donde el tráfico es más o menos civilizado, pero se hace difícil verlo a un lado de la carretera en ciudades donde impera el caos circulatorio. Suerte que tiene un joystick con el que el conductor puede tomar el control si las cosas se ponen feas. Veremos si alguna vez llega a estrenarse. [Hitachi vía CNET]

El mini-taxi japonés que se conduce soloS