La planta de Boeing en San Luis es un lugar mítico para la aeronáutica. De sus líneas de montaje han salido cazas militares como el F-15 o el F-4, y cápsulas espaciales como la Gemini o la Mercury. También es una de las fábricas donde se ensambla el cazabombardero Super Hornet. Su proceso de montaje es todo un espectáculo.

Este vídeo de apenas 4 minutos realizado por la propia Boeing muestra el proceso de ensamblado completo del Boeing F/A-18 Super Hornet. Está todo, desde la electrónica de la cabina hasta las planchas remachadas de las alas o la capa de pintura final.

Cada Super Hornet cuesta alrededor de 52 millones de dólares. La producción de estas maravillas de la ingeniería ha estado estancada en los últimos años debido a la apuesta de muchos países por el F-35. Sin embargo, otros estados como Kuwait, Canadá o Dinamarca han vuelto a encargar unidades, y Estados Unidos sigue comprando un puñado cada año. La leyenda de este cazabombardero sigue muy viva pese a que surcó los cielos por primera vez en 1995. [vía Foxtrot Alpha]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)