El próximo iOS será plano pero ¿Cómo de plano?

Llevamos ya meses viendo todo tipo de aproximaciones hechas por entusiastas sobre cómo será el próximo sistema operativo de Apple para sus iPhone e iPad. A estas alturas parece bastante plausible la idea de que iOS 7 tendrá un diseño plano pero ¿Qué significa eso exactamente?

En el mundo del diseño se habla de diseño plano no como algo negativo o sin personalidad, sino como el concepto contrario a Skeumorfico. El Skeumorfismo puede definirse como una filosofía estética que trata de imitar el mundo real. Aplicada a interfaces de usuario, la típica aplicación de block de notas de Apple cuya estética imita a la de un block de notas real es skeumórfica. Las ventanas metálicas o con botones cristalinos que encontramos en OSX o en Windows 7 son skeumórficas.

El próximo iOS será plano pero ¿Cómo de plano?

Hay muchas aplicaciones desarrolladas por Apple que son skeumórficas. La compañía adoptó este estilo (dentro de lo que la tecnología de la época lo permitía a nivel gráfico) ya en 1984. El skeumorfismo trata de hacer los interfaces de usuario más fácilmente interpretables por los seres humanos. La propia idea de un escritorio lleno de carpetas de cartón es mucho más fácil de entender para un no iniciado en informática que un directorio guardado en un componente que ni siquiera está a simple vista.

Giro a lo simple

Pero se dice que Apple va a abandonar el skeumorfismo para abrazar un diseño plano en iOS 7. Esto es significativo, porque se trata de un cambio de timón importante. Google ya dio ese cambio en el interfaz de usuario de sus servicios online. Degradados y sombras dieron paso a colores puros y perfiles muy minimalistas. La aplicación para Android Google Now (en portada) es un ejemplo precioso de cómo es un diseño plano bien hecho.

El próximo iOS será plano pero ¿Cómo de plano?

Windows Phone también apostó por un diseño plano desde su mismo principio. Aunque Microsoft ha sido incapaz de abandonar del todo los degradados en Windows 8, el sistema es mucho más claro y limpio en sus formas, aunque no lo sea tanto en su funcionamiento.

Queda por ver si estos rumores de un giro de Apple hacia lo claro y simple se confirman o no. ‘Menos es más’ es un conocido mantra interno para Apple, y no sería de extrañar que el diseño del próximo iPhone sea mucho más plano que el actual, y no estamos hablando de grosor, ni de personalidad. La estética, como siempre, ya es una cuestión de gustos.