Imagen: AP

La directiva del Boletín de Científicos Atómicos ha vuelto a poner en hora el famoso Reloj del Apocalipsis. Durante los últimos dos años, el minutero se había mantenido a solo tres minutos de la medianoche, pero este año las cosas han ido a peor. Según el reloj, estamos a dos minutos y medio de una catástrofe global.

El Reloj del Apocalipsis, también conocido como Reloj del Juicio Final en su traducción directa del inglés (Doomsday Clock), es un reloj simbólico que “mantienen” los editores de la revista Atomic Scientists, de la Universidad de Chicago. Fue diseñado en 1947 por Martyl Langsdorf para representar la gravedad de una amenaza nuclear: el reloj marca los minutos que faltan para la medianoche, simbolizando que estamos siempre al borde de un evento apocalíptico que podría acabar con nosotros.

Advertisement

Aquel año eran las 23:50, faltaban diez minutos para la medianoche. El reloj se ajusta periódicamente atendiendo al contexto en el que vivimos. La primera vez que se adelantó fue con la prueba de un dispositivo nuclear por parte de la Unión Soviética que inició la carrera armamentística de la Guerra Fría.

En 2015 se adelantó de cinco minutos para la medianoche a tres minutos para la medianoche, debido a la nueva amenaza nuclear y al calentamiento global. En 2016 se mantuvieron las 23:57 porque “los líderes mundiales siguen sin concentrar sus esfuerzos y la atención del mundo en la reducción de la extrema peligrosidad que representan las armas nucleares y el cambio climático”, según explicó la directiva.

Estamos en 2017 y, a pesar del Acuerdo de París y otros esfuerzos globales contra el cambio climático, el Reloj del Apocalipsis se ha vuelto a adelantar: son las 23:57:30. No había estado tan cerca de la medianoche desde 1960.

Advertisement

“El peligro [de una catástrofe global] es aún mayor y la necesidad de hacer algo es más urgente”, señalan los científicos. “Los funcionarios públicos deben actuar inmediatamente, guiando a la humanidad lejos del precipicio. Si no lo hacen, los ciudadanos deben dar un paso adelante y liderar el camino”.

La directiva del Boletín ha destacado que 2016 fue el tercer año consecutivo con récord de temperaturas y que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no cree en el cambio climático y prohíbe activamente a los organismos gubernamentales discutir la amenaza que este representa para el mundo. Los científicos piden a la administración de Trump que reconozca la amenaza del calentamiento global y se comprometa con lo acordado en París.

Entre los otros peligros mencionados, el Boletín destaca la guerra cibernética que “amenaza al proceso democrático” y la espada de doble filo que representan biotecnologías novedosas como el editor genético CRISPR (que puede ser un avance increíble en la lucha contra las enfermedades o un arma biológica muy potente que podría ser explotada por actores ignorantes o maliciosos).

¿Y por qué se adelanta el reloj medio minuto en lugar de un minuto completo, como es habitual? “Refleja una realidad simple”, dicen desde el Boletín de Científicos Atómicos. “Donald Trump ha sido el presidente de Estados Unidos durante tan solo unos días”. El reloj se puede volver a atrasar, pero en este caso dependerá de la cooperación global, especialmente de Estados Unidos y Rusia. [BotAS vía The Verge]