Cuando te registras en cualquier servicio hay que dejar una dirección de correo válida. Si habitualmente usas Gmail, este servicio llamado Deseat.me inspecciona todos y cada uno de los servicios y páginas web en los que alguna vez te has registrado y te ayuda a borrarlos.

Dejar que una web de terceros inspeccione tu correo es una propuesta inquietante. Por esa razón Deseat.me se sirve del servicio oficial de autenticación Google OAuth y corre de manera completamente local. Según sus desarrolladores, ni un dato de tu correo sale de la plataforma de Gmail.

Advertisement

La cosa funciona así. Te registras en Deseat.me y dejas que examine tu cuenta. A continuación muestra una relación de todas las páginas en las que estamos dados de alta con las opciones de seleccionar las que queramos para su eliminación o mantenerlas.

En algunos casos podemos darnos de baja directamente desde el botón de Deseat.me. En otros casos tendremos que seguir el enlace hasta la web original para hacerlo. De todos modos es una buena herramienta para saber exactamente a qué estamos suscritos. [Deseat.me | vía Product Hunt]