Todo edificio, sobre todo si es alto, produce una sombra. La futura Torre Solar Carver de Nueva York no es una excepción, pero sus creadores la han diseñado precisamente para que su fachada comparta la luz del sol y así no oscurezca demasiado los alrededores.

La torre estará ubicada entre las calles 10 y 14 de Manhattan, muy cerca del río Hudson y de los nuevos jardines elevados que se han construido en las antiguas vías del tren. Los arquitectos de Studio Gang responsables del proyecto han estudiado durante meses como incide la luz del sol en esa zona.

Advertisement

El resultado es un edificio con una forma bastante extraña pero que deja pasar el máximo de luz solar a sus calles adyacentes. Por si esto fuera poco, sus superficies de cristal curvado también reflejan gran parte de esa luz para iluminar más a su alrededor mientras haya sol.

El edificio estará terminado en 2015 y entonces podremos ver hasta que punto es cierto lo que se ve en los diseños de Studio Gang y su técnica, a la que han bautizado muy propiamente como Solar Carving. [Studio Gang vía Wired]