Lo último en el mercado negro de la deep web se llama Contactless Infusion X5. Es un preocupante clonador de tarjetas bancarias con tecnología contactless —las que no necesitan insertarse para realizar el pago— que puede copiar hasta 15 tarjetas por segundo, siempre que estén a una distancia de ocho centímetros.

El dispositivo está diseñado por el grupo criminal CC Buddies y se vende a través de Tor por 1,2 bitcoins, el equivalente a 825 dólares. Es más pequeño que un smartphone y pesa sólo 70 gramos. Pasaría desapercibido en lugares abarrotados como el metro, donde un ladrón podría acercarse al bolsillo de tu pantalón y clonar todas tus tarjetas de crédito en un instante.

Advertisement

Según un anuncio publicado por CC Buddies en la darknet:

Contactless Infusion X5 es el primer clonador de tarjetas contactless que se vende en el mercado negro. Es capaz de detectar y leer cualquier tarjeta bancaria a ocho centímetros de distancia. Y como lee a una velocidad increíble de 1024 kbps, este lector de tarjetas puede leer y almacenar aproximadamente 15 tarjetas bancarias por segundo.

Lo de “cualquier tarjeta” resulta ser inquietantemente cercano a la realidad: el dispositivo es compatible con los estándares ISO 14443, ISO/IEC 18092 y FeliCa, por lo que puede clonar tarjetas RFID y NFC, más modernas. Cuenta con tres horas de autonomía y viene con 20 tarjetas en blanco “de regalo”.

El robo de tarjetas bancarias contactless tiene la gran dificultad de la distancia: no puede ser mayor a unos centímetros. Pero si los ladrones consiguen clonarlas, lo más probable es que la víctima no se dé cuenta hasta que llegue el extracto bancario. La mayoría de los bancos no piden el PIN para compras pequeñas con NFC; en España, ese límite es de 20 euros.

Sponsored

Eso sí, hay un número limitado de compras que se pueden hacer sin PIN el mismo día, así que difícilmente conseguirían desplumarnos. Pero no le quites ojo a tus tarjetas, por si acaso. [Softpedia]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.