Vote 2020 graphic
Everything you need to know about and expect during
the most important election of our lifetimes
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Acusan al empleado de una biblioteca de robar 1,3 millones de dólares en cartuchos de tóner

Vista del atrio de la nueva Biblioteca Municipal de Austin.
Vista del atrio de la nueva Biblioteca Municipal de Austin.
Foto: Mike Russel / CC BY-SA 4.0 (Fair Use)

Sabemos que el tóner de impresora es caro, pero aún así hay que tener mucha dedicación para lograr amasar una fortuna de 1,3 millones de dólares a base de llevarte cartuchos de tóner de tu oficina. El artista que ha llevado el mangoneo de material de oficina a un nuevo nivel se enfrenta ahora a juicio.

Advertisement

Los hechos tuvieron lugar en Austin, Texas, y se remontan a un período comprendido entre octubre de 2007 y julio de 2019. A lo largo de esos años Randall Whited, un empleado de la Biblioteca Municipal de la ciudad, está acusado de comprar toner por valor de 1,5 millones de dólares para después revenderlo por internet.

El informe judicial de 72 páginas explica que gracias a esta trama, el acusado logró hacerse con una cantidad cercana a los 1,3 millones de dólares. Además, obtuvo acceso a varias tarjetas de crédito de la biblioteca con las que adquirió consolas, videojuegos, visores de realidad virtual, aspiradoras-robot y un dron. Las compras fraudulentas con las tarjetas rondan los 18.000 dólares.

Advertisement

Lo más curioso es que los desmanes de Whited pasaron completamente desapercibidos incluso hasta el punto de que dejó de trabajar en la biblioteca (en agosto de 2019) por motivos completamente ajenos al expolio sistemático del que fue autor. Los responsables de la biblioteca no supieron nada hasta que un soplo anónimo les informó de que Whited tenía su garaje lleno de cartuchos de tóner hasta la bandera. Tras una larga y compleja auditoría a las cuentas del centro se procedió a denunciar al ex-empleado a la policía ante la aparición de múltiples indicios de falseo de cuentas y movimientos extraños de dinero y material.

Advertisement

El acusado llegaba siempre media hora antes a trabajar, pero sus jefes no sabían que era porque a esa hora podía hacer sus fechorías sin ojos curiosos alrededor. Las cámaras del centro grabaron al acusado trasegando cajas de toner con frecuencia y una de las compañías online a la que vendía ha dado cuenta de los cargamentos que solían recibir de Whited y que pensaban que eran de legítima procedencia.

Los investigadores explican que la actividad de Whited fue posible gracias al desastre administrativo y a la falta de procedimientos y auditorías de la que hacía gala la biblioteca pública. El acusado se enfrenta a juicio este mes de octubre. [Gobierno de Austin, vía CNN]

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

Share This Story

Get our newsletter