Algo más que un vuelo con turbulencias. Imagen: Tim Gallagher / NOAA

El huracán Matthew avanza algo debilitado por la costa de Florida tras dejar más de 400 muertos en Haití. Los aviones de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos llevan varios días adentrándose en la tormenta para recoger datos in situ. Son los cazadores de huracanes.

Los aviones cazahuracanes cumplen una función fundamental para ofrecer mejores pronósticos sobre la tormenta. Las mediciones tomadas desde el interior del ciclón ayudan a cotejar y precisar la información que proveen los satélites. No sería posible recoger algunos datos, como la presión barométrica del huracán, sin el trabajo de estos pilotos.

Un avión cazahuracanes de la NOAA. Imagen: Tim Gallagher / NOAA

Por otro lado, hay que tenerlos bien grandes para pilotar en una tormenta con vientos de más de 200 kilómetros por hora. Sí, los aviones de la NOAA están especialmente diseñados para este tipo de misiones, pero los vídeos que comparten los pilotos desde el interior de sus cabinas no dejan de ser escalofriantes. El concepto “vuelo con turbulencias” se queda corto:

En este vídeo, el escuadrón de los cazahuracanes se adentra en el huracán Matthew cuando todavía era de categoría 4; luego perdió fuerza y bajó a la categoría 3. En este otro, el piloto Jim Van Fleet vuela cinco veces a través del ojo del huracán. Puedes verlo salir de la tormenta en el minuto 1:30:

Otra perspectiva del vuelo, no menos nauseabunda:

A pesar de la fuerza sin precedentes del huracán Matthew, algunos floridianos no se han tomado en serio las advertencias de las autoridades y se atreven, por ejemplo, a practicar kitesurf en la playa. Florida, Georgia y Carolina del Sur se encuentran en estado de emergencia. [Univisión]

Advertisement

Advertisement

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.