El diseñador de algunos de los videojuegos más populares de la historia se fue el pasado 9 de octubre de la que ha sido su casa desde 1986, según publica la prestigiosa revista. Es casi una confirmación de lo que se viene rumoreando desde - hace - meses.

Le celebraron una ceremonia de despedida en Kojima Productions, su propio estudio, al que acudieron unas cien personas (entre ellas la fuente de la noticia, que el New Yorker ha mantenido en el anonimato). Entre las diferencias de Kojima con Konami, la revista destaca el cambio de estrategia de la empresa para centrarse en los juegos móviles.

Advertisement

A la despedida no acudieron el presidente de Konami, Hideki Hayakawa, ni el CEO de la compañía, Sadaaki Kaneyoshi, lo que continúa alimentando los rumores de fricción entre la leyenda y sus jefes. La cláusula de no competencia del contrato de Kojima expira en diciembre de este año. [The New Yorker]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)