Sólo dura 7 minutos, pero en medio del frenesí post-The Force Awakens, Kara es uno de los cortos más interesantes que hemos visto en mucho tiempo. Está rodado y producido completamente por fans, así que dista de suponer nada oficial, pero la historia que cuenta y el modo en el que intenta ampliar el universo Star Wars es fascinante.

No es precisamente un corto casero, pero su presupuesto está muy lejos del de una superproducción de Hollywood, como es obvio. Eso significa que algunos de los planos, sobre todo aquellos que se apoyan fuertemente en el uso de CGI, son algo más toscos.

El corto sigue la historia de un padre y una hija cuya aldea ha sido destruida y se encaminan hacia una base rebelde cercana. Por el camino, una piloto de X-Wing hace su aparición.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)