Quien piense que la trama de espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU., la NSA, no le afecta, tal vez debería pensar dos veces. Según nuevas revelaciones del Washington Post, la NSA recolecta millones de agendas de contactos de Gmail, Hotmail, Yahoo o Facebook. A nivel mundial. Cada día.

Las nuevas revelaciones se producen gracias a documentos filtrados por Edward Snowden y han sido corroboradas por oficiales de inteligencia estadounidenses consultados por el Washington Post. La NSA, según esta información, no solo espía qué haces o dices en Internet, también a quién conoces, cuál es tu red de contactos.

Advertisement

Según la investigación, en un día cualquiera del año pasado la NSA recolectó 444.743 agendas de contactos de Yahoo, 105.068 de Hotmail, 82.857 de Facebook, 33.697 de Gmail y 22.881 de otros proveedores. A eso hay que añadir 500.000 listas de contactos de mensajería instantánea. Cada día. Es decir, unos 250 millones de agendas de contactos al año. Y a nivel mundial.

La NSA ha logrado recolectar tal cantidad masiva de información privada mediante acuerdos secretos con operadores en todo el mundo. La agencia además esquiva su obligación de espiar solo a ciudadanos no-estadounidenses captando información a medida que se desplaza entre servidores y estaciones de conexión, de forma que legalmente no tiene que pedir permiso a los operadores en EE.UU.

Esta nueva revelación sobre las prácticas de la NSA es, si cabe, más grave que las anteriores porque demuestra al completo la red de contactos de millones de personas. Las agendas de contactos no solo contienen las direcciones de emails de tus amigos y conocidos, también sus teléfonos, direcciones postales, tal vez nombres de familiares... Es decir, el nivel de detalle de la información que recolecta la NSA es estremecedor.

Advertisement

De momento es pronto para predecir reacciones y consecuencias a estas nuevas revelaciones, pero seguro veremos más como la de la presidenta de Brasil: indignación y un plan para aislarse de EE.UU. en Internet. [Washington Post]