El “espacio”. Wikimedia Commons

Todos tenemos una ligera idea de los que es el espacio, eso que “asoma” allí arriba y que supone encontrarse fuera de nuestro planeta pero, ¿a partir de qué momento podemos considerarlo así? Resulta que hay una medida oficial desde hace mucho tiempo.

El espacio es ese punto exterior donde la atmósfera terrestre deja de serlo, y hay una definición real donde comienza. Tanto la Federación Aeronáutica Internacional (FAI) como la NASA definen el espacio entrante en una línea a 100 kilómetros sobre el nivel del mar. Esta área específica es conocida como la Línea de Kármán.

Advertisement

La primera definición sobre el inicio del espacio surgió del Comité Asesor Nacional de Aeronáutica, lo que más tarde se convirtió en la NASA, y no se calculó como esos 100 kilómetros sobre la Tierra. De hecho, definieron el comienzo del espacio como el punto donde la presión atmosférica era menos de una libra por metro cuadrado. Esa zona correspondía a unos 80 kilómetros por encima de la superficie terrestre.

von Kármán en la NASA. Wikimedia Commons

Los investigadores llegaron con esta distancia porque era donde un avión sería incontrolable. Este es también el punto que la Fuerza Aérea de los Estados Unidos considera el límite del espacio. También por esta razón la Fuerza Aérea considera a un piloto un astronauta si atraviesan dicha marca. Sin embargo, ¿cómo es que la distancia que define el espacio adoptada por las agencias espaciales es 20 kilómetros más extensa?

Advertisement

Fue Theodore von Kármán, ingeniero aeroespacial, el que calculó que la marca de los 100 kilómetros sería el comienzo del espacio. Decía que en este punto la atmósfera era tan delgada que para que un avión tuviera suficiente elevación (sustentación aerodinámica) tendría que estar viajando más rápido que la velocidad orbital, que es la velocidad que mantendría un objeto en órbita. Esta línea fue adoptada más adelante por el FAI, que es el gobierno mundial para los deportes y los expedientes del aire, y se dio a conocer como la línea de Kármán.

Sin embargo, esta línea no es donde termina realmente la atmósfera terrestre. Mientras que la línea de Kármán se sienta en el fondo de la termosfera, que se extiende hasta 500 kilómetros sobre la tierra, hay otra capa más grande que se extiende hacia fuera hasta los 10 mil kilómetros, la llamada exosfera. Debido a que la atmósfera se extiende más allá de la Línea de Kármán, las naves y los satélites tienen que reajustar su órbita debido a la fricción que encuentran con las moléculas de gas en estos extremos exteriores de la atmósfera.

Por tanto y como vemos, aunque la línea de Kármán es más o menos la distancia oficial, existen muchas maneras de definir el espacio. En una cosa sí parecen todos ponerse de acuerdo, a partir de 80 kilómetros, la definición pasa de piloto a astronauta. [Wikipedia]