Un equipo de investigadores del Instituto tecnológico Virgina Tech ha creado un prototipo de robot tan increíble como inusual: una medusa. No es el primero, hace unos años lo habían intentado con otro modelo, pero este es el más grande que han construido, es gigante, mide más de metro y medio de diámetro y pesa 80 kilos. El objetivo del proyecto, financiado por el ejército naval de EE.UU., es dar con una especie de dron acuático para vigilancia militar y tareas de investigación científica.

El robot-medusa, llamado Cyro ("Cy" de un tipo de medusa llamada Cyanea capillata y "ro" de robot), cuenta con todos los componentes electrónicos construidos en un compartimento en forma de bol. A este se acoplan ocho patas mecánicas y, por encima, una especie de piel de silicona. Gracias a esta piel y a las ocho patas, el robot es capaz de impulsarse e imitar casi a la perfección el movimiento de las medusas reales.

De momento, se trata solo de un proyecto de investigación (dotado de 5 millones de dólares) y está muy lejos de convertirse en un producto viable y en funcionamiento. Puede que acabe en nada, o puede que estemos viendo ahora mismo la futura generación de drones submarinos. [VT News via PhysOrg]