Si te gusta Final Fantasy VII, probablemente solo haya una cosa mejor que jugarlo en la PlayStation: tener uno de sus personajes en diminutas y coloridas figuras de arenisca. Eso es justo lo que ha fabricado el artista y director de cortometrajes Joaquin Baldwin, y recurriendo a la tecnología (de moda) que hasta la NASA quiere usar en el espacio: impresoras 3D. El resultado es admirable, y está a la venta. Arriba están ver los personajes al completo del videojuego, ¿los reconoces?

Puedes echar un vistazo a la galería completa de personajes por aquí. Los precios varían pero son realmente aceptables, entre los 12 y 30 euros/dólares. Si eres fan del juego, merecen la pena.

Joaquin Baldwin, además de fabricar estas pequeñas figuras, también es autor de varios cortometrajes, entre ellos este titulado Sebastian´s Voodoo. Tan curioso como sus impresiones 3D. [vía Kotaku]

Advertisement