Una de las figuras típicas de Nueva York es la de los chess hustlers o “estafadores del ajedrez”. Estos ajedrecistas callejeros jugarán contra ti por dinero en el Washington Square Park, entre otros parques de la ciudad. Pero no será fácil ganarles —a menos, claro, que seas Magnus Carlsen.

El campeón mundial de ajedrez estaba de paseo por Manhattan con su compañera Liv Tyler (participaron juntos en una campaña de moda) cuando decidió pasar por el Washington Square Park para medirse con los mejores chess hustlers del lugar. Les ganó en unos diez movimientos.

Advertisement

Advertisement

“En ese momento no sabía quién era —admitió uno de los ajedrecistas callejeros—. Solo estaba jugando. Traté de ganar, pero en cuanto le vi hacer un movimiento supe... ya sabes... que es un jugador muy fuerte. En diez movimientos me hizo jaque mate”. “No sabía quién era, pero sabía que era un buen jugador”, dijo otro contrincante con una ardilla en el hombro.

Magnus Carlsen, que ahora tiene 25, recibió el título de Gran Maestro Internacional con tan solo 13 años. Para algunos es el Mozart del ajedrez. Solo hay que verlo yendo directamente al ataque, en lugar de llevar una táctica defensiva, para ganar a los chess hustlers lo más rápido posible.

Carlsen no es el primer Gran Maestro que le ha dado una paliza a los ajedrecistas callejeros de Nueva York. Aquí tienes a Maurice Ashley, que asegura haber aprendido de los hustlers, dando otra lección de maestría:

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.