El Samsung Galaxy S6 es distinto a cualquier otro teléfono que Samsung haya hecho hasta la fecha. ¿Cómo es posible, te preguntarás? Déjame que te explique.

La pantalla más increíble que mis ojos han visto nunca

El Galaxy S6 tiene una pantalla Quad HD (2560 x 1440) Super AMOLED, pero (y aquí llega el giro interesante) en sólo 5,1 pulgadas. Eso implica que la densidad llega hasta los 577 píxeles por pulgada. Es el teléfono de menores dimensiones en llegar con una resolución tan descomunal. El resultado es un panel increíblemente nítido.

Advertisement

Cuando la gente de Samsung me dijo la resolución de la pantalla, me reí. Fue un gesto completamente involuntario, y a Samsung no pareció gustarle mucho, claro. Pero es que no pude evitar pensar que esa resolución era un lastre innecesario y que sólo iba a provocar una reducción sin ningún tipo de sentido en la duración de la batería. Con todo, si hubiese esperado unos segundos más a que Samsung me explicase por qué tal pantalla existe, es probable que esa carcajada se hubiese ahogado en mi garganta.

En dos palabras: realidad virtual.

Como el Galaxy Note 4, el Galaxy S6 también tendrá un kit opcional de realidad aumentada. No tienes más que ponértelo en la cabeza, colocar el teléfono y dejar que la magia de Oculus haga el resto. Tiene esencialmente el mismo diseño que el Gear VR actual, aunque algo más pequeño para acomodar el tamaño más reducido del S6. Así que sí, es posible que 2560 x 1440 píxeles sean innecesarios para tus ojos cuando lo ves a simple vista, pero esa resolución extra se agradece cuando pasa por las lupas imprescindibles para que funcione la realidad virtual. Y además, Samsung tiene que vender sus pantallas de alguna manera.

Diseño: el iPhone 4 y el iPhone 6 han tenido un niño

No estoy diciendo que Samsung haya copiado por completo el diseño a Apple, porque no será justo. Pero hay algunas... similitudes, digamos, entre los iPhones más recientes y el nuevo Galaxy. Lo primero, Samsung ha mejorado la carcasa del S6 con dos paneles de cristal tanto en en el frontal como en la trasera. Sí, lo has leído bien, se acabaron las carcasas extraíbles y plasticosas con un acabado estilo tirita. Verás simplemente Gorilla Glass puro y reluciente.

Advertisement

Ese detalle, en sí, es bastante bueno y además no es exclusivo de Apple. Es cierto que el iPhone 4 fue el que popularizó la idea, pero otros teléfonos (como el Xperia Z de Sony) lucen los dos paneles de cristal también.

Echémosle un vistazo sin embargo a ese marco de aluminio, especialmente los agujeros para el altavoz. Es complicado verlo y no acordarse de inmediato del iPhone 6. Particularmente cuando se combina con esos cortes de plástico para la antena.

Eso no quiere decir que el Galaxy S6 no tenga sus propios encantos. Para empezar, los bordes son radicalmente diferentes, se cortan en lugar de ser redondeados como los del iPhone 6. Eso hace que sea más fácil de sujetar y no se siente resbaladizo en absoluto. A pesar de estar hecho de metal y cristal, el Galaxy S6 es en realidad unos pocos milímetros más delgado, estrecho y unos gramos más ligero que el S5.

Aquí van algunas fotos comparativas:

A la izquierda, el Galaxy S5, a la derecha el S6

Izquierda: Galaxy S6; derecha: el S5

Sí, tiene una variante con pantalla curva... a ambos lados

¿Recordáis ese extravagante experimento que fue el Galaxy Note Edge con la pantalla curva a un lado? Bien, pues no es sólo que Samsung no haya abandonado la idea, es que están subiendo la apuesta. El Galaxy S6 tiene una variante que pone la pantalla curva a ambos lados del teléfono, no sólo en uno.

Lo curioso es que el teléfono se sujeta bien con un mano. En ningún momento apreté ninguna tecla que no quisiese en en el tiempo que estuve probando el Galaxy S6 Edge. Diría, con todo, que prefiero el Galaxy S6 plano de siempre a esta alternativa más ambiciosa, pero no cabe duda de que es un dispositivo intrigante. Me gusta, particularmente, la nueva funcionalidad que te dice quien está llamando reflejando el color en una superficie. Verde quiere decir amigo. Rojo quiere decir el jefe.

La muerte de TouchWhiz ha sido ampliamente exagerada

Ya hablamos de los posibles rumores de que Samsung descartase de una vez por todas la tremenda cantidad de bloatware que incluía en sus teléfonos y con ella ese espanto de interfaz llamado TouchWhiz. Aunque sólo eran rumores, todos esperábamos que se hiciesen realidad.

Advertisement

La cuestión es que se quedaron cerca, pero no del todo. Es cierto que Samsung va a recortar esa lista interminable de opciones y morralla. Sólo hay dos aplicaciones de Samsung preparadas en el teléfono: S Voice y S Health. Decir sin embargo que se acerca a Android Stock es una exageración notable, como puedes ver en este vídeo:

Había también un pequeño rumor consistente en que veríamos una gran adopción de las aplicaciones de Microsoft en lugar de las de tradicionales de Google. Una vez más, esto es una verdad a medias. La cuestión es que Samsung va a ofrecer dos años gratuitos de almacenamiento en OneDrive para todos los usuarios y además pre-isntalará OneNote para Android y Skype. Eso no quiere que decir que sean sustitutos de nada de Google. Solamente extras.

Advertisement

Al encender el teléfono, la interfaz que nos recibe es muy similar a la de teléfonos anteriores, con el toque de Android Lollipop aderezándolo todo. Dicho eso, el tiempo que lo estuve probando las impresiones fueron muy positivas. Todo funciona de manera muy fluida, con transiciones muy suaves, aunque sigue habiendo demasiado TouchWhiz por todas partes.

Las especificaciones de hardware: sin control

Tal y como se espera de cualquier Samsung de gama alta, el Galaxy S6 es la definición misma de la opulencia en el hardware. Ya hemos hablado de la impresionante pantalla, pero la cámara será esta vez una con 16 Megapíxeles en el caso de la trasera y 5 Megapíxeles en el caso de la frontal, pensada para selfies. La cámara también tiene auto HDR y un sensor de infrarrojos para el balance de blancos, que utiliza el sensor cardíaco al lado de la cámara para medir los niveles de infrarrojos en el entorno. Buen detalle.

Advertisement

Y sí, el S6 vendrá con el procesador Exynos fabricado por Samsung (y 3GB de RAM), un chip de ocho núcleos que competirá contra el último chip de 64 bits de Qualcomm, el Snapdragon 810. Dudo, eso sí, que el usuario medio sea capaz incluso de apreciar la diferencia. Benchmarks preliminares muestran que van básicamente la mano, quizá con una ligera ventaja por parte de Qualcomm. He estado probando el LG Flex 2, uno de los primeros en montar el nuevo 810 de Qualcomm y el S6 se siente igual de rápido, por lo menos.

La aplicación de cámara de Samsung es bastante rápida, eso sí: ahora se lanza apretando dos veces el botón de home y lo hace en sólo 0,7 segundos. La velocidad de obturador es también bastante rápida. Samsung también ha creado una característica de autoenfoque constante que siempre mantiene el objeto enfocado sin importar cómo y cuánto se mueva. No pudimos probarlo a fondo, pero aquí hay un ejemplo rápido:

Hablando de la batería brevemente, el S6 viene con una batería de 2500 mAh, que no es ni mucho menos el monstruo de 3900 mAh que viene con el Droid Turbo o incluso la de 2800 mAh que montaba el Galaxy S5.

Advertisement

Samsung no ha dicho nada acerca de la duración aproximada de la batería, pero lo cierto es que podría ser un potencial talón de Aquiles cuando hablamos de darle energía a un procesador de ocho núcleos a 1,2 Ghz con una pantalla QHD. También hay carga inalámbrica con los dos estándares del mercado, Qi y PMA, y la batería puede cargarse hasta la mitad en sólo 30 minutos.

Adiós a las baterías intercambiables y al almacenamiento con tarjetas SD

La cuestión es que cuando esa batería se acabe del todo, no vas a poder reemplazarla tan fácilmente. Ese panel de cristal en la parte trasera significa que hay que decirle adiós a las baterías intercambiables o a añadir una tarjeta micro SD. ¿Oís eso? Es el sonido de varios fans de Samsung maldiciendo en alto.

Advertisement

Samsung afirma que va a ofrecer una suscripción gratuita a One Drive durante dos años, una manera de entonar el mea culpa, pero además Samsung nos explicó que la mayoría de usuarios de Galaxy sólo usan en torno a 20 GB de almacenamiento, y a menudo no saben como aprovechar ese espacio para la microSD. En cuanto a almacenamiento, habrá opciones que comenzarán en los 32 GB, con opciones de 64 y 128 GB.

No tenemos aún ni idea del dinero que habrá que pagar por uno, pero hemos oído que puede que se rompa por primera la barrera de los 4 dígitos en el precio. Si el S5 sirve de ejemplo, el S6 estará disponible para su venta muy probablemente en torno a abril o mayo.

Está claro que Samsung ha subido bastante el nivel con el S6, aunque todavía no sabría decir cuánto. Dicho esto, estamos bastante entusiasmados con lo que puede traer este teléfono en concreto, y eso ya es algo, ¿no?

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)