Es el arma más popular del último siglo, un fusil de asalto creado por Mikhail Kalashnikov en 1947 por con una mecánica tan simple y fiable que se ha convertido en uno de los modelos más utilizados por los ejércitos de todo el mundo. Desde su invención, la compañía Izhmash ha fabricado más de 75 millones de unidades pero con 64 años a sus espaldas es hora de buscar un sustituto.

Será el Kalashnikov AK-12 ("Avtomat Kalashnikova, 2012") y jubilará a las actuales versiones del rifle en producción (AK-74M, AK-100). Construido con más de una docena de pequeñas mejoras, será un arma mucho más parecida a los fusiles M-16 americanos, con un selector de tres modos de disparo -disparo único, ronda de tres disparos, disparo automático- en lugar de los dos tradicionales de los AK.

Advertisement

Las pruebas piloto entre las tropas rusas comenzarán durante este año, que tendrán disponibles dos versiones adaptadas a diferentes tipos de munición. El nuevo cañón también soporta el acople de un lanzagranadas adaptado a los estándares de munición de la OTAN y varios sistemas de mirilla digitales y guía por láser. Izhmash quiere fabricar también una carabina y varias ametralladoras y rifles de precisión dentro de la misma gama de producto. [DefenceTalk]