Los estándares de la belleza dejan de ser una cuestión cultural y se convierten en un complejo de inferioridad para millones de mujeres en todo el mundo cuando nos acostumbramos a ver cuerpos retocados con Photoshop en revistas, marquesinas y anuncios de Internet.

Getty Images, una de las agencias de fotografía de stock más importantes del mundo, acaba de endurecer sus normas de uso para luchar contra esa práctica tan arraigada en el mundillo. A partir de octubre, los fotógrafos que trabajen con Getty no podrán subir imágenes de modelos cuyos cuerpos hayan sido retocados para reducir o aumentar de talla.

Advertisement

La nueva política es una respuesta a una ley del gobierno de Francia que castiga con multas de hasta 37.500 euros (unos 44.000 dólares) cualquier alteración de la silueta de una modelo sin una notificación expresa de que esta ha sido retocada con Photoshop. Así lo ha comunicado Getty Images:

Información importante sobre las imágenes retocadas.

A partir del 1 de octubre de 2017, una nueva ley francesa obliga a los clientes que utilizan imágenes comerciales en Francia a revelar si la forma del cuerpo de un modelo ha sido retocada para que parezca más delgado o más grande.

Como resultado, también a partir del 1 de octubre, hemos modificado nuestros Requisitos de envío de imágenes creativas para que no nos envíes ningún contenido creativo que muestre modelos cuya silueta haya sido retocada para que parezca más delgada o más grande.

Ten en cuenta que otras alteraciones realizadas en modelos como el cambio del color de pelo, la forma de la nariz, el retoque de la piel o las manchas, etc., están fuera del alcance de esta nueva ley y, por lo tanto, siguen siendo aceptables.

A partir del 1 de octubre de 2017, cualquier contenido presentado donde se haya realizado este tipo de retoque infringirá nuestros Requisitos de envío y tu Acuerdo con nosotros.

A pesar de que la norma se haya impuesto por la ley francesa, Getty da a entender que es aplicable en todo el mundo y que no tolerará este tipo de imágenes aun con la notificación de que la silueta de la modelo ha sido alterada. Es un gran paso para la industria, aunque excluya retoques como las imperfecciones de la piel, y debería cambiar para siempre la forma en que trabajan los profesionales dedicados a la fotografía comercial.

[USA Today vía DIY Photography]