Madrid ha restringido por un día la circulación de los coches con matrícula par por los preocupantes niveles de dióxido de nitrógeno en la atmósfera. Servicios como Uber y Cabify respondieron con fuertes descuentos, pero las medidas medioambientales del Ayuntamiento tampoco les permitían circular a ellos.

Advertisement

A diferencia de los taxis, Madrid recomienda por decreto la no circulación de los vehículos con chófer (VTC) dentro de la autopista M-30 —lo que deja a Uber y Cabify fuera de juego en los días de restricciones. Pero este jueves la asociación de profesionales Unauto VTC ha presentado un recurso contra ese decreto y una jueza le ha dado la razón. Según el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 10 de Madrid, los vehículos VTC pueden circular por la ciudad en los mismos términos que los taxis (excepto para aparcar a la espera de clientes).

Así que hoy y durante los próximos días de restricciones, las flotas de Uber y Cabify en Madrid podrán recoger viajeros dentro de la M-30 como hacen los taxis, ya sean coches eléctricos o de combustión. [El Español]