Foto: Joe Mayer

Volkswagen acaba de negarse a indemnizar al propietario de un vehículo que pretendía devolverlo completamente desmantelado (arriba) pero aún funcional. El caso puede ser el primer de muchos después de que algunos usuarios decidieran aprovechar el vacío legal para hacer dinero extra.

Cómo explicábamos hace unos días, Parte del acuerdo de $14.700 millones por el Dieselgate requiere que Volkswagen ofrezca recompras a casi medio millón de propietarios cuyos coches hicieron trampa en las pruebas de emisiones. Pero ese arreglo no estipula que los coches tengan que estar en buen estado.

Advertisement

Muchos usuarios excesivamente avispados o excesivamente enfadados aprovechan esta indefinición para quitar algunas partes de su vehículo antes de devolverlo, ya sea por simple venganza, o para hacer un dinerillo extra. Joe Mayer ha ido un poco más lejos. Este vendedor de coches de Cincinatti ha despojado su Volkswagen Golf nuevo de prácticamente todo, desde los asientos a las puertas pasando por el parachoques, el capó o la puerta del maletero.

Foto: Joe Mayer

Volkswagen se ha puesto en contacto con él para indicarle que no se moleste en acudir a la cita para recomprar el vehículo porque el proceso se ha pospuesto indefinidamente.

Aún no está claro si Volkswagen puede negarse a aceptar el coche así en virtud de los términos del acuerdo, pero ha remitido el caso de Mayer a sus abogados, por lo que parece claro que quizá ya no es tan buena idea abusar del contrato por mucho que estemos enfadados con las manipulaciones de la compañía. Volkswagen ha emitido un comunicado en el que explica lo siguiente sin mencionar el caso de Mayer:

Sponsored

La prioridad de Volkswagen es hacer que el proceso de liquidación de los TDI 2.0 sea lo más fácil y transparente posible para nuestros clientes afectados, y estamos trabajando duro para asegurar que este sea el caso. El programa se rige por directrices específicas de elegibilidad y otras condiciones que fueron acordadas por todas las partes y aprobadas por el tribunal.

En virtud de las modificaciones aprobadas que permitirán a los vehículos cumplir con los estándares acordados de emisiones, el acuerdo permite a Volkswagen modificar algunos de los vehículos que compramos para que puedan ser devueltos al comercio en lugar de desecharse. La gran mayoría de los propietarios de Volkswagen cuidan muy bien sus vehículos y los están devolviendo intactos.

[vía Jalopnik]