No se puede decir que Apple haya inventado la carga inalámbrica ni mucho menos, pero los de Cupertino tienen la buena costumbre de darle la vuelta a una tecnología ya existente y convertirla en lo que siempre debió ser. Es el caso de la nueva AirPower, una base de carga para cargarlo todo.

Es una simpleza. En lugar de hacer una base de carga individual para cada dispositivo, Apple ha alargado la base de carga individual y la ha dotado de un chip para detectar qué tenemos conectado y cargarlo todo a la vez. Es, de nuevo, una idea muy sencilla, pero se merece una aplauso, porque estoy hasta el moño de tener todos los dispositivos cargando por toda la casa.

AirPower es compatible con los nuevos iPhone 8, 8 Plus y iPhone X. También carga los Airpods y el Apple Watch Series 3. Queda por ver si será compatible con otros dispositivos que usen el popular estándar de carga Qi. El accesorio saldrá a la venta el año que viene, pero ya se que será una de mis compras obligatorias en cuanto llegue a las tiendas. Hurra por las buenas ideas aplicadas en el momento justo.