Foto: Sam Lionhart / iFixit (CC BY-NC-SA)

El interruptor tipo mariposa de los Macbook se ha convertido en una autĂ©ntico dolor de cabeza para la compañía. El sistema lleva bajo las teclas del popular laptop desde 2015 y las quejas de los usuarios no han parado. Finalmente, y segĂșn fuentes cercanas a la compañía consultadas por el analista Ming-Chi Kuo, Apple planea deshacerse definitivamente de ese diseño.

El problema de los interruptores es que basta la menor mota de polvo o partĂ­cula de suciedad que se cuele entre las teclas para que las pulsaciones se vuelvan errĂĄticas o una tecla deje de funcionar por completo. Apple ha reconocido el problema (segĂșn la compañía afecta a unos pocos usuarios) y ha extendido su programa de reparaciones para tratar de calmar los ĂĄnimos de los usuarios molestos.

La falta de fiabilidad del interruptor no es la Ășnica razĂłn para abandonarlo. Al parecer, tambiĂ©n es muy caro de producir por su menor altura. SegĂșn Ming-Chi Kuo, la compañía ha diseñado un nuevo tipo de interruptor en formato tijera, mĂĄs elevado y mucho mĂĄs duro gracias a partes confeccionadas en fibra de vĂ­drio. El interruptor es mĂĄs barato de producir y permitirĂĄ que las teclas tengan algo mĂĄs de recorrido, aunque tambiĂ©n incrementarĂĄ un poco el grosor del laptop.

SegĂșn todos estos rumores, el fabricante taiwanĂ©s Sunrex ha sido el elegido para producir el nuevo teclado, pero aĂșn tardarĂĄ en llegar un poco a toda la gama de portĂĄtiles. El primero en llevar el nuevo teclado serĂĄ la actualizaciĂłn del MacBook Air propuesta para este año. Le seguirĂĄ la actualizaciĂłn del MacBook Pro en 2020. Aparentemente ni el MacBook Pro de 16 pulgadas ni la actualizaciĂłn del MacBook Pro de 13, ambas rumoreadas para este año, llevarĂĄn el nuevo teclado. [9to5Mac vĂ­a The Verge]