Si ten√≠as curiosidad por saber como empaquetan los fabricantes todo el hardware que necesitan en el peque√Īo formato de un smartwatch, aqu√≠ tienes la respuesta. Los ingenieros de iFixit acaban de someter al Samsung Gear 2 a su particular autopsia. El primer descubrimiento es inesperado. Pese a su tama√Īo, el smartwatch de Samsung es f√°cil de reparar.

La nueva versi√≥n del reloj no solo integra correas intercambiables. Su carcasa es muy sencilla de abrir. Nada m√°s hacerlo, la peque√Īa bater√≠a de 300 mAh es lo primero que aparece, as√≠ que, si en un futuro hay que cambiarla, ser√° coser y cantar.

Librada la protecci√≥n que hace que el reloj pueda mojarse hasta cierto punto, es sencillo acceder al resto de componentes. Hasta la placa que porta el procesador a 1GHz y el resto de componentes est√° sujeta por el mismo cable que la conecta a la pantalla LCD. Los responsables de iFixit le otorgan una puntuaci√≥n de 8 sobre 10. Nada mal para tratarse de un dispositivo tan peque√Īo. En su web ten√©is todas las im√°genes del proceso de disecci√≥n. [iFixit]