Imagen vía: Gravity Industries.

El traje de Iron Man cuenta con propulsores que le permiten volar a donde quiera. Un inventor se las ha ingeniado para crear su propia réplica casera del traje, el cual le permite volar usando un sistema de propulsión improvisado. Lamentablemente, no tiene armas ni un sistema de inteligencia artificial.

Advertisement

El creador de esta extra√Īa obra de ingenier√≠a fue un inventor brit√°nico llamado Richard Browning. Su obra se basa en el uso de un sistema de propulsores de mochila (jetpack) que utiliza dos propulsores en cada mano y dos en la espalda.

Gracias al uso de estos seis jets, Browning puede suspenderse en el aire a una altura de m√°ximo seis metros y desplazarse durante casi un minuto.

Foto: Red Bull.

Advertisement

Foto: Red Bull.

Durante el proceso de creaci√≥n dise√Ī√≥ varios prototipos, incluyendo uno que sujetaba un propulsor en cada pierna (y no en la espalda). Cada uno de los propulsores del traje produce unos 22 kilos de fuerza, por lo que solamente hacen falta seis para permitir que Browning vuele.

El ‚Äútraje‚ÄĚ utiliza queroseno como combustible y Browning asegura que su desarrollo tuvo un costo de aproximadamente 50.000 d√≥lares, los cuales pag√≥ de su bolsillo junto con los aportes de algunos inversores y patrocinadores (como Red Bull). Por ahora el sistema de propulsores le permite volar a muy poca velocidad, pero asegura que seguir√° trabajando para perfeccionar su invento. Qui√©n sabe, quiz√°s Browning es el verdadero ‚ÄúTony Stark‚ÄĚ del mundo real y no Elon Musk. [Gravity Industries / Red Bull v√≠a Engadget]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.