Una antigua bombilla de filamento no relacionada con el estudio. Foto: Pixabay

La temporada de gripes es una lotería en la que es difícil no salir con algún premio. Los esfuerzos para dar con una vacuna universal para el virus influenza han sido infructuosos, pero un grupo de investigadores ha encontrado una solución muy ingeniosa para acabar con el virus: usar luz ultravioleta.

Advertisement

La radiación ultravioleta es un conocido y efectivo agente antibacteriano y antivírico porque rompe las moléculas que forman su ADN. El problema es que también es peligrosa para los seres vivos si la dosis es excesiva. En los humanos, la radiación ultravioleta puede ocasionar cáncer de piel o cataratas.

Lo que un equipo de científicos de la Universidad de Columbia ha hecho ha sido precisamente ajustar la dosis. David J. Brenner es profesor de biofísica de la radiación y director del Centro de Investigaciones Radiológicas en la Universidad de Columbia. Él y su equipo han creado una bombilla que emite un tipo concreto de radiación ultravioleta llamado radiación ultravioleta lejana (far-UVC). Brenner explica:

La radiación Far-UVC tiene un alcance muy limitado y es incapaz de penetrar la capa de células muertas de la piel o la capa de lágrimas en el ojo. En otras palabras, no es un peligro para la salud. Sin embargo, los virus y las bacterias son mucho más pequeñas que las células humanas y este tipo de radiación alcanza de lleno su ADN y las destruye.

Advertisement

El virus Influenza, ampliado unas 100.000 veces.

Los investigadores rociaron una cepa común de virus de la gripe en una cámara iluminada con una bombilla que emite radiación ultravioleta lejana C y comprobaron que la luz elimina completamente el virus. El método no solo es válido par la gripe. Es igualmente eficaz contra otros microorganismos que se transmiten por vía aérea.

La mala noticia es que la bombilla que han creado costaría alrededor de unos 1.000 dólares. Este precio se podría reducir mucho si la producción se extendiera, claro, pero su venta es algo que aún no se han planteado. Antes tienen que probarla en otros entornos menos controlados a ver cómo funciona. Si demuestran su éxito, acabar con los contagios de gripe podría ser algo tan sencillo como encender la luz. [vía Medical Express]

Advertisement