Google ha publicado esta semana las estad√≠sticas de distribuci√≥n de versiones de Android correspondientes a enero de 2017. A falta de nuevos dispositivos, los n√ļmeros de Nougat siguen siendo anecd√≥ticos: la √ļltima versi√≥n apenas est√° en el 0,7% de los dispositivos activos. Pero no todo son malas noticias.

Android 2.2 Froyo ha desaparecido de la tabla tras siete largos a√Īos aguantando. Froyo debut√≥ en mayo de 2010 y fue la versi√≥n que introdujo el caj√≥n de aplicaciones con un bot√≥n en lugar de una persiana que hab√≠a que subir con un gesto. Seis a√Īos despu√©s, Nougat deshizo ese cambio, pero a√ļn nos quedaba el recuerdo de aquella joven versi√≥n 2.2 gracias al 0,1% de dispositivos activos que todav√≠a usaban Froyo hasta el mism√≠simo mes pasado.

Fue una versi√≥n tremendamente popular. En 2012, dos a√Īos despu√©s de su lanzamiento, m√°s de 75 millones de personas ten√≠an instalado Froyo. ¬ŅPor qu√© resisti√≥ tanto? La fragmentaci√≥n de Android es un fen√≥meno complejo; podemos echarle la culpa a Google, a los fabricantes, a las operadoras; pero tambi√©n a los dispositivos viejos que segu√≠an us√°ndose en mercados emergentes, y que ahora est√°n siendo reemplazados por otros m√°s modernos.

Querido Froyo: pensábamos que estarías ahí para siempre, pero nos equivocábamos. Por fin podemos desearte que ardas en el infierno. Ahora te toca a ti, Gingerbread. Todavía estás en el 1% de los dispositivos activos y queda mucha tela que cortar, pero no vas a salir de esta con vida.