GIF: #RFRM (YouTube)

Un avión de pasajeros se incendió el domingo en Moscú mientras efectuaba un aterrizaje de emergencia minutos después de despegar. 41 personas fallecieron tras el incidente, de acuerdo con las autoridades rusas.

El vuelo SU1492 de Aeroflot despegó del Aeropuerto Internacional de Moscú-Sheremétievo en dirección a Múrmansk a las 15:03 del domingo. Según Flightradar24, a las 15:09 se produjo una alerta de fallo en las comunicaciones y a las 15:26 se recibió una alerta de emergencia general. El avión, que había dado la vuelta, aterrizó de emergencia a las 15:30.

Las cámaras de seguridad captaron una estela de fuego a su paso:

Seguida de una enorme humareda cuando los supervivientes escapaban por la rampa de evacuación a través de puerta delantera:

Advertisement

Otro ángulo sugiere que el avión se elevó unos metros después de tocar suelo por primera vez, volviendo a caer con fuerza una segunda:

Al menos dos pasajeros grabaron el aterrizaje desde la cabina. Este vídeo muestra el fuego engullendo una de las alas a través de una ventanilla:

Advertisement

En esta otra ventanilla solo veían llamas. Llega un momento en que la cabina se llena de humo y varios pasajeros gritan, presas del pánico:

Las llamas devoraron por completo la mitad trasera del avión:

Advertisement

Había 78 personas a bordo. De los 37 supervivientes, nueve continúan hospitalizados, dos de ellos en estado grave. De las 41 víctimas mortales, dos eran menores y una, miembro de la tripulación.

Aún se investigan las causas del incidente. La tripulación dice que activó la señal de emergencia por el impacto de un rayo cuando el avión estaba a 2 km de altura. El fuselaje del avión chocó contra la pista de aterrizaje antes de estallar en llamas. Las cajas negras son legibles y han sido recuperadas, pero harán falta entre dos y cuatro semanas para recuperar los datos.

Todas las miradas sobre el Sukhoi Superjet 100

El avión siniestrado era un Superjet 100-95B que había volado por primera vez en junio de 2017. Se trata de un avión regional diseñado por la empresa rusa Sukhoi para competir con los Airbus A220 que produce Bombardier.

Advertisement

La serie Sukhoi Superjet 100 ha sufrido varios incidentes en los últimos meses, pero la agencia de aviación rusa cree que es prematuro hablar de una posible retirada como la del Boeing 737 MAX. Fuera de Rusia, la aerolínea mexicana Interjet tiene cinco aviones de este modelo. En un comunicado, Interjet asegura que trabaja “bajo los más altos estándares de seguridad”, y añade que seguirá de cerca los resultados de la investigación.