Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Edward Munch dejo un mensaje oculto en su obra El Grito

Ilustración para el artículo titulado
Foto: Museo Nacional de Noruega

El Grito de Edward Munch es una de esas raras obras que ha alcanzado el estatus de icono cultural moderno, con múltiples versiones que le rinden homenaje y hasta un emoji propio. La cuestión es que el cuadro original tiene un mensaje en su parte superior. Ahora sabemos que lo hizo el propio Munch.

En la parte superior de la obra hay una frase escrita en letras diminutas que reza “Solo puede haber sido pintado por un loco” en noruego. Los caracteres apenas son legibles a simple vista, pero basta un escáner de infrarrojos para revelar perfectamente los trazos.

Ilustración para el artículo titulado
Foto: Museo Nacional de Noruega
Advertisement

Durante años se pensaba que la frase era un acto vandálico escrito por alguna persona a la que no le gustó la obra, pero un reciente estudio realizado por los conservadores del Museo Nacional de Oslo ha revelado que la frase es de puño y letra del propio Munch. Los análisis caligráficos no dejan lugar a dudas. El pintor la escribió sobre su propio lienzo hacia 1895, unos dos años después de completar la obra. La cuestión es ¿por qué?

El estudio también ofrece una hipótesis al respecto. La respuesta de los críticos cuando la obra se exhibió por primera vez en público, en 1895, no fue muy positiva. La inquietante pintura hizo que muchos expertos en arte cuestionaran la propia salud mental del artista. Las malas críticas no hicieron ninguna gracia a Munch, que dejó constancia de ello en algunos pasajes de su diario personal.

Se cree que una noche, durante un debate universitario en el que el propio Munch estaba presente, un joven médico llamado Johan Scharffenberg cuestionó públicamente la salud mental del pintor y dijo que el cuadro era la prueba de que no estaba en sus cabales. Es muy probable que Munch, dolido por los comentarios, añadiera la frase sobre su obra. Dolido o no, se cree que Munch pinto El Grito tras un paseo por la ciudad en el que se encontraba particularmente mal física y anímicamente. Existen varias versiones del cuadro entre litografías, pasteles y óleos. Una de estas versiones se subastó en 2012 y alcanzó la cifra de 120 millones. [NYT]

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

Share This Story

Get our `newsletter`