Image: Carl Sagan (AP)

A comienzos de la década de 1990 Apple empieza a desarrollar el Power Mac 7100. Sin embargo, y como era habitual mientras se trabajaba en un proyecto, la compañía le dio un nombre clave, en este caso nada menos que “Carl Sagan”. Este fue el inicio de una serie de desencuentros entre el astrónomo y los de Cupertino.

Casi a la misma vez Apple estaba desarrollando otros dos equipos Power Mac bajo los nombres en clave Piltdown Man y Cold Fusion (Fusión fría). El primero como una referencia a un engaño científico muy popular, el del hombre de Piltdown que se creyó durante más de 40 años. El segundo a un tipo de reacción nuclear por entonces desacreditada.

Advertisement

En cualquier caso, a Apple le había parecido una buena idea asociar su equipo con Sagan, el hombre que popularizó el slogan “billions and billions” que la compañía de la manzana quisó para sí en clave económica (esperaban que el 7100 hiciera miles de millones de dólares).

Image: Power Mac 7100 (Wikimedia Commons)

Cuando los nombres en clave internos se revelaron por primera vez en una edición de MacWeek de 1993, a Sagan no le hizo ninguna gracia. Al divulgador científico y astrónomo le preocupaba que el uso de su nombre pudiera ser malinterpretado como un respaldo oficial. Algunos especulan que a Sagan no le gustaba nada que su nombre estuviera asociado con dos ejemplos prominentes de pseudociencia.

Advertisement

Así llegamos a la carta que Sagan envió en enero de 1994 a MacWeek donde exponía lo siguiente:

En las últimas dos décadas me han contactado individuos y corporaciones que buscan usar mi nombre y / o semejanza con fines comerciales. Siempre he rechazado, sin importar cuán lucrativa sea la oferta o cuán importante sea la corporación. Mi aval no esta a la venta.

Por esta razón, me sentí profundamente angustiado al ver su historia principal en la portada “El trío de Power PC Macs se acerca a la fecha de lanzamiento de marzo”, proclamando el anuncio de Apple de un nuevo Mac con mi nombre. Que esto se haya hecho sin mi autorización o conocimiento es especialmente perturbador. A través de mis abogados, le he pedido repetidamente a Apple que haga una aclaración pública de que no sabía nada de su intención de capitalizar mi reputación al presentar este producto, que no obtuve ningún beneficio, financiero o de otro tipo, de que lo hiciera. Apple se ha negado. Le agradecería si le informara a sus lectores.

Advertisement

Image: Sagan (AP)

Tras la carta de Sagan, Apple cambió finalmente el nombre en clave del Power Mac 7100 a “BHA”, aunque no sabemos si fue la mejor idea. Aquella cadena significaba “ Butt-Head Astronomer” (Astrónomo gilipollas).

¿Las respuesta de Sagan? La esperada: el astrónomo demandó a los de Cupertino por difamación, una disputa con un punto cómico si nos fijamos en los personajes y el contenido, con Apple argumentando, como de hecho así fue, que la frase “astrónomo gilipollas” no constituía una calumnia porque es simplemente la expresión de una opinión que nadie interpretaría erróneamente como un hecho.

Advertisement

Finalmente, el caso fue desestimado con una sentencia del tribunal que pasó a ser histórica por las entidades enfrentadas. Parte de la misma decía lo siguiente:

Uno no ataca seriamente la experiencia de un científico utilizando la palabra indefinida “gilipollas”.

Image: Logo de Apple (1977–98 (Wikimedia Commons)

Advertisement

Tras la derrota legal, Sagan demandó a Apple una segunda vez, en esta ocasión por usar su nombre en primer lugar. Apple también salió victoriosa, lo que llevó a Sagan a apelar la decisión. Presumiblemente, y no queriendo involucrar a Sagan en una serie de procedimientos legales, Apple y Sagan llegaron a un acuerdo confidencial fuera de la corte en noviembre de 1995.

Además, Apple se disculpó por cualquier estrés involuntario que causó el famoso astrónomo. En un comunicado sobre el asunto, el director de patentes de Apple, Paul D. Carmichael, dijo:

Carl Sagan ha hecho grandes contribuciones en muchas áreas del aprendizaje y, en particular, ha hecho que los temas complejos sean interesantes y comprensibles para una amplia audiencia. Apple siempre ha tenido un gran respeto por el Dr. Sagan, y nunca fue la intención de la compañía causar vergüenza o preocupación a él o su familia.

Advertisement

Así acabó el sonado desencuentro entre Carl Sagan y Apple. Por cierto, los ingenieros de Cupertino, no contentos con el resultado, le dieron el nombre en clave final a la Power Mac 7100 de “LAW”, una cadena que significaba “Lawyers are Wimps” (los abogados son débiles).

Y no, el 7100 jamás generó los miles de millones que esperaban. [Wikipedia, Leagle, LettersOfNote