La plaga del móvil sobre la mesa a la hora de comer, cenar o tomar una copa es ya algo global. Te sientas con alguien, os ponéis a charlar y al minuto la otra persona te ignora por completo, concentrado en leer el último tweet, WhatsApp o email del jefe. En Brasil se han inventado una ingeniosa forma para evitarlo: vasos que solo se mantienen en vertical si los apoyas sobre el móvil. En realidad se trata de una campaña del director artístico Mauricio Perussi para la agencia Fischer & Friends, pero algo así debería ser obligatorio.

La idea se puso en práctica en un bar de Sao Paulo llamado Salve Jorge, puedes verla en el vídeo de arriba. Los vasos tiene la base recortada para que, sí o sí, tengas que apoyarlos sobre algo y mantenerlos estables. ¿Qué mejor que un móvil? Perfecto para olvidarnos un buen rato de Twitter, Facebook o WhatsApp y prestar atención a lo que importa: la persona que tienes delante.

Por supuesto, la idea no es perfecta: sujetas el vaso con una mano y miras el móvil con la otra y listo. Pero la idea está ahí. Igual que antes había locales donde no se admitía fumar, ¿por qué no abrir bares y restaurantes donde usar el móvil esté prohibido? Un paraíso de socialización en persona. Sobrarían los clientes. [Mauricio Perussi vía Telegraph]