Una mujer parada frente a un tablero de mensajes de condolencia durante el D√≠a del Recuerdo de MH370 en Kuala Lumpur, Malasia, el domingo 3 de marzo de 2019. Hace cinco a√Īos, el vuelo MH370 de Malaysia Airlines, un Boeing 777, hab√≠a desaparecido el d√≠a anterior, mientras volaba sobre el mar del sur de China con 239 personas a bordo.
Foto: Vincent Thian (AP Images)

La desaparición del vuelo MH370 de Malaysia Airlines el 8 de marzo de 2014 sigue siendo un misterio internacional, y si bien no estamos más cerca de descubrir dónde cayó el avión o cómo se desvaneció, un nuevo reportaje nos da la imagen más completa a fecha.

El reportaje fue publicado en The Atlantic, con muchos detalles, por William Langewiesche, reconocido por su artículo sobre el World Trade Center después del 9/11. El artículo es realmente interesante y merece ser leído por completo, sin embargo, aquí encontrarás algunos de los nuevos datos revelados sobre el caso.

1. Aparentemente, hubo una confusión en la comunicación entre el control del tráfico aéreo de Malasia y los controladores vietnamitas, lo que resultó en un retraso en la notificación de la desaparición del avión en los radares después de cruzar al espacio aéreo de Vietnam. Y desde este momento, hubo más demora en notificar al Centro de coordinación de rescate aeronáutico de Kuala Lumpur.

2. Blaine Gibson es la persona que se encarg√≥ de buscar manualmente escombros en las costas del Oc√©ano √ćndico. Despu√©s de que se descubri√≥ el flaper√≥n en la Isla Reuni√≥n de Francia, Gibson viaj√≥ a Mozambique y descubri√≥ ‚Äúchatarra, incluyendo un panel de estabilizador horizontal, el cual se determin√≥ que casi seguramente ser√≠a del MH370". Esto significa que es muy posible que el avi√≥n haya golpeado el agua y se rompiera en millones de pedazos.

Advertisement

3. El gobierno de Malasia está acusado de ser incompetente y no estar dispuesto a cooperar plenamente con la investigación:

Un observador cercano al proceso [de investigaci√≥n del vuelo] MH370 dijo: ‚Äúse ha hecho evidente que el objetivo principal de los malayos era hacer que el tema simplemente desapareciera. Desde el principio hubo un sesgo instintivo en contra de ser abierto y transparente, no porque escondieran alg√ļn secreto oscuro, sino porque no sab√≠an d√≥nde estaba realmente la verdad y tem√≠an que algo saliera a la luz, lo cual ser√≠a embarazoso. ¬ŅEstaban encubriendo algo? S√≠. Estaban encubriendo lo desconocido‚ÄĚ.

Advertisement

4. El piloto al mando del vuelo era un hombre llamado Zaharie Ahmad Shah, uno de los principales capitanes de Malaysia Airlines. El relato oficial lo describe como un hombre tranquilo, comedido y normal. Otros, sin embargo, dicen cosas diferentes:

La verdad, seg√ļn pude descubrir despu√©s de hablar en Kuala Lumpur con personas que lo conoc√≠an o sab√≠an de √©l, es que Zaharie a menudo estaba sola y triste. Su esposa se hab√≠a mudado y estaba viviendo en la segunda casa de la familia. El piloto mencion√≥ a sus amigos que pas√≥ mucho tiempo deambulando por las habitaciones vac√≠as esperando que pasaran los d√≠as entre sus vuelos. Tambi√©n era un rom√°ntico. Se sabe que en alg√ļn momento estableci√≥ una relaci√≥n melanc√≥lica con una mujer casada y sus tres hijos, uno de los cuales estaba discapacitado, y tambi√©n que se ha obsesionado con dos j√≥venes modelos de internet, a quienes encontr√≥ en las redes sociales y a quienes dej√≥ comentarios en Facebook que aparentemente no obtuvieron respuestas. Algunos de esos comentarios eran t√≠midamente sexuales. Por ejemplo, en un comentario mencion√≥ que una de las chicas, que llevaba una bata en una foto publicada, parec√≠a que acababa de salir de una ducha.

Zaharie parece haberse desconectado un poco de su vida anterior y bien establecida. El piloto estaba en contacto con sus hijos, pero hab√≠an crecido y hab√≠an partido de casa. El desapego y la soledad que pueden acompa√Īar el uso de las redes sociales (y Zaharie usaba mucho las redes sociales) probablemente no ayudaron. Existe una gran sospecha entre los investigadores de la aviaci√≥n y las comunidades de inteligencia de que el piloto estaba cl√≠nicamente deprimido.

Si Malasia fuera un país donde la verdad es bienvenida por los círculos oficiales, entonces la imagen que la policía ha publicado de Zaharie como un hombre sano y feliz tendría algo de peso. Pero Malasia no es así, y la omisión oficial de la evidencia que contradice esa información se suma a todas las demás pruebas de que Zaharie en realidad era un hombre con problemas personales.

Advertisement

Puede que nunca sepamos la historia completa, pero Langewiesche cree que Malasia ya podr√≠a saberlo. ‚ÄúLa polic√≠a de Malasia sabe m√°s de lo que se han atrevido a decir‚ÄĚ, escribe. ‚ÄúEl enigma quiz√°s no es tan profundo‚ÄĚ. [The Atlantic]