La decisión de Samsung de apostar por sus propios procesadores Exynos en el Galaxy S6, en lugar del Snapdragon de Qualcomm, podría tener una consecuencia aún mayor: recuperar a Apple como cliente. Apple cambió de Samsung a la taiwanesa TSMC para el chip del iPhone 6. Ahora Samsung podría entrar de nuevo en el próximo iPhone.

Advertisement

Según informa hoy Bloomberg en base a fuentes anónimas conocedoras de la situación, Samsung volverá a fabricar los componentes del procesador del próximo iPhone, recuperando así un cliente clave que perdió para el iPhone 6 y 6 Plus. Apple decidió saltar de Samsung a TSMC para fabricar los componentes del chip A8, en buena medida por las crecientes disputas judiciales entre ambas empresas desde el 2011. Pero la rapidez de Samsung para comenzar a fabricar su procesador Exynos con transistores de 14 nanómetros puede hacer que la relación amor-odio entre Apple y la surcoreana vuelva a establecerse en los chips.

Como apunta el WSJ, la taiwanesa TSMC no va a tener listos para el 2015 sus componentes para procesadores de 14 nanómetros, por lo que solo parece cuestión de tiempo que Apple necesite apostar por Samsung para la fabricación del chip A9 del próximo iPhone. De hecho, la propia Qualcomm podría contratar a Samsung también como fabricante y proveedor de componentes para sus procesadores. Tanto Apple como Qualcomm diseñan sus procesadores, pero ambas (Apple, por supuesto, en mayor medida) externalizan a otros proveedores como Samsung y TSMC la fabricación de varios de sus componentes.

En definitiva, este año Apple y Samsung podrían volver a ser, a la vez, máximos rivales y además socios otra vez en el frente de procesadores. Algo de lo que Tim Cook probablemente no esté muy contento: una de las claves de la compañía era reducir su dependencia de Samsung en este terreno. No va a poder ser. [vía Bloomberg y WSJ]

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)