Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Encuentra un huevo de periquito en una tienda de mascotas y decide incubarlo en su casa. Este es el resultado

Ilustración para el artículo titulado
Captura de pantalla: A Chick Called Albert / YouTube

Cuando Alwyn Wils pasó por una de las tienda de mascotas de su ciudad se percató de algo extraño en la jaula de los periquitos. En el suelo de la jaula había un pequeño huevo abandonado. Alwyn preguntó a la dueña de la tienda si podía quedarse con él. El resto es un vídeo que no podrás dejar de mirar.

Resulta que en la jaula había varios periquitos, pero ya solo quedaba un macho porque la hembra había sido vendida. Wils pasó 19 días incubando el huevo hasta ver nacer un diminuto periquito. Después pasó semanas cuidando de él y alimentándolo con infinita paciencia ocho veces al día hasta que se convirtió en un ejemplar adulto.

La historia termina con el peculiar reencuentro del periquito adulto con su padres y es de esas que hacen que se te meta algo en el ojo. Wils lleva toda su vida dedicado precisamente a incubar huevos que se encuentra por ahí y rescatar animales heridos o enfermos. En los últimos años, este neerlandés ha convertido su pasión en un maravilloso canal de YouTube que te alegrará el día y te hará recuperar un poquito la fe en la humanidad.

Toda vida merece una oportunidad” sentencia Wils en un vídeo introductorio. Su convicción y el amor por los animales que pone en cada uno de sus vídeos ha terminado por crear una comunidad enorme alrededor de su canal, que lleva por nombre A Chick called Albert en honor precisamente a Albert, una codorniz que crió desde que era un hueco en el supermercado. Desde entonces Wils ha ayudado a criar todo tipo de aves y hasta pequeños mamíferos como ardillas o murciélagos. [A Chick called Albert]

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

Share This Story

Get our `newsletter`