Imagen del nuevo planeta. El planeta es la burbuja brillante, y el círculo negro es el instrumento que bloquea la luz de la estrella central
Image: ESO/A. M√ľller et al.

En los √ļltimos a√Īos hemos detectado miles de exoplanetas: ya no hay nada emocionante en encontrar una estrella distante con varios mundos en √≥rbita. Pero hoy los astr√≥nomos han anunciado que pudieron ver un exoplaneta en mitad de su formaci√≥n.

El disco de polvo de la estrella PDS 70 ya había sido detectado por los instrumentos SPHERE y NAOS-CONICA del Very Large Telescope y el generador de imágenes Coronagraphic Near-Infrared de Gemini, todos ubicados en Chile. Pero después de volver a analizar los datos y tomar más observaciones con SPHERE, los científicos encontraron lo que estaban buscando: pruebas sólidas de una mancha en el polvo.

Advertisement

‚ÄúLos planetas nacen en discos circunestelares. Estos discos est√°n hechos de gas y polvo que rodean estrellas j√≥venes durante aproximadamente 10 millones de a√Īos‚ÄĚ, explic√≥ a Gizmodo la estudiante de posgrado Miriam Keppler del Instituto Max Planck de Astronom√≠a en Alemania. ‚ÄúEl hecho emocionante de nuestro descubrimiento es que tenemos aqu√≠ una detecci√≥n excepcionalmente s√≥lida de un planeta joven, todav√≠a contenido en un disco de ese tipo‚ÄĚ.

Los cient√≠ficos ya pensaban que PDS 70 podr√≠a tener un disco protoplanetario en 1992, y de hecho detectaron el disco en 2006. Los investigadores continuaron examinando esta regi√≥n, la √ļltima vez el 24 de febrero de este a√Īo. SPHERE bloquea la luz de la estrella, lo que permite a los investigadores observar el disco de polvo y el planeta ‚ÄĒmucho m√°s tenues‚ÄĒ en varias longitudes de onda. Los datos antiguos y nuevos muestran la presencia perceptible de un planeta que deja un rastro detr√°s de √©l: un espacio en el disco.

Otro an√°lisis estim√≥ que este planeta a 1000 grados Celsius tiene entre 2 y 17 veces la masa de J√ļpiter, con un radio de alrededor de 1,4 a 3,7 veces el de J√ļpiter. Probablemente tiene 5,4 millones de a√Īos y est√° orbitando PDS 70 a aproximadamente 22 veces la distancia de la Tierra al Sol. Se necesitan 118 a√Īos terrestres para que este planeta complete una √≥rbita alrededor de su estrella.

Advertisement

Los dos estudios que detallan el nuevo planeta aparecen en la revista Astronomy and Astrophysics.

Es importante estudiar estos planetas j√≥venes para comprender c√≥mo se forman los planetas de manera general. ‚ÄúLa medici√≥n del espectro nos da informaci√≥n sobre c√≥mo las atm√≥sferas planetarias se ven en una etapa muy temprana de su vida‚ÄĚ, dijo Keppler. ‚ÄúEsto es muy importante para calibrar modelos te√≥ricos que predicen las propiedades de los planetas a medida que evolucionan‚ÄĚ.

Por supuesto, esta investigaci√≥n solo ara√Īa la superficie; hay muchos m√°s planetas y discos protoplanetarios para estudiar antes de que comprendamos por completo el proceso de formaci√≥n planetaria. Nuevos telescopios como el Telescopio Espacial James Webb y el Gran Conjunto Milim√©trico / submilim√©trico de Atacama podr√≠an ayudar a arrojar luz (o, en este caso, bloquear la luz) en este misterioso fen√≥meno c√≥smico.

Advertisement

[Astronomy and Astrophysics 1, 2]