Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Esta radiografía explica por qué el nuevo teclado del iPad es tan caro

El Magic Keyboard, que es como se llama el nuevo teclado con trackpad para el iPad Pro, llama la atención no solo por su “diseño flotante”, que eleva la pantalla y permite ajustar su inclinación, sino por lo que cuesta. Con un precio de entre 350 y 400 euros, es más caro que el iPad más básico de la Apple Store.

Advertisement

Pero ¿por qué es tan caro? iFixit ha publicado una radiografía de la funda-teclado que podría explicar su precio, especialmente en comparación con su predecesor. Así era por dentro el antiguo Smart Keyboard sin trackpad:

El antiguo Smart Keyboard del iPad Pro en una imagen de rayos X
El antiguo Smart Keyboard del iPad Pro en una imagen de rayos X
Foto: iFixit (CC BY-NC-SA 3.0)
Advertisement

Y así es por dentro el nuevo Magic Keyboard con teclado de tijera retroiluminado, trackpad multitáctil, doble bisagra y puerto USB-C:

El nuevo Magic Keyboard del iPad Pro en una imagen de rayos X
El nuevo Magic Keyboard del iPad Pro en una imagen de rayos X
Foto: iFixit (CC BY-NC-SA 3.0)
Advertisement

En comparación, el Magic Keyboard es mucho más complejo, salvo por el teclado, que utiliza los viejos y fiables interruptores de tijera: dos piezas de plástico cruzadas. Al igual que el de los últimos MacBooks, el nuevo teclado del iPad Pro tiene teclas más anchas, con más recorrido y retroiluminación LED.

Justo debajo del teclado, donde normalmente descansan las manos, hay dos placas de metal que sirven de contrapeso para evitar que el conjunto se vuelque hacia atrás cuando el iPad Pro está acoplado en el otro extremo. El problema de estos equipos híbridos es que la batería y el hardware está en la pantalla, así que para que no se venga abajo tienes que poner una solapa en la tablet (como hace Microsoft con el Surface) o más peso en el teclado. El conjunto iPad Pro de 13 pulgadas + Magic Keyboard pesa 1360 gramos, más que un MacBook Air.

Advertisement

A diferencia del trackpad de los MacBooks, que es un panel táctil sin botones conectado a un motor háptico que lo hace vibrar para simular los “clics”, el trackpad del Magic Keyboard se puede clicar. iFixit no tiene claro si toda la superficie es un gran botón mecánico o hay varios botones distribuidos, pero la sensación del “clic” es uniforme independientemente de donde presiones.

Ilustración para el artículo titulado
Advertisement

Lo más interesante del conjunto está arriba, en la doble bisagra que hace posible el diseño flotante con inclinación ajustable. Por un lado, la bisagra cilíndrica que tiene un resorte a cada lado y un puerto USB-C en el lado izquierdo, y que permite cerrar por completo la funda como si fuera la tapa de un portátil. Por otro, el pliegue de la funda, que esconde varias bisagras planas reforzadas con pasador y permite ajustar la inclinación de la pantalla hasta un ángulo de 130º.

La radiografía también revela cómo ha cambiado la distribución de los imanes que permiten acoplar el iPad al Magic Keyboard como si fuera un dock. Ahora hay muchos imanes pequeños que permiten un ajuste perfectamente alineado.

Matías tiene dos grandes pasiones: Internet y el dulce de leche

Share This Story

Get our newsletter