El High Energy Laser Mobile Demonstrator (HEL MD) es un arma de alta tecnología desarrollada por Boeing. Esta cañón láser de alta energía viaja a bordo de un camión todoterreno y está diseñado para destruir todo tipo de misiles y drones en pleno vuelo. Toda esta tecnología se controla desde un portátil y un mando de Xbox.

No es la primera vez que vemos a ejércitos de diferentes países adoptar periféricos de videojuegos para guiar sus sistemas de armamento. Recientemente, el ejército noruego mostró sus pruebas para pilotar tanques mediante Oculus Rift.

Según explican los ingenieros de Boeing a Wired, la razón de haber elegido un mando de Xbox (no especifican si se trata de un mando antiguo o del de la Xbox One) es que simplifica mucho el entrenamiento para manejar el cañón. "Un mando de consola es algo para lo que no hace falta ir a una escuela de pilotaje. Prácticamente todos los soldados saben manejarlo de manera intuitiva" comentan.

El HEL MD es un láser de 10 kilovatios que se alimenta de baterías. Un generador diesel se encarga de cargar estas baterías de energía a medida que el láser lo necesita. El próximo objetivo de Boeing para este vehículo antiaéreo experimental es elevar la potencia del láser hasta los 50 o 60 kilovatios. Por citar una referencia, un puntero láser común tiene una potencia de menos de 1 milivatio. La potencia de los láseres de corte industriales oscila entre los 3.000 y 5.000 vatios, aunque pueden encontrarse modelos de hasta 6 kilovatios. [Wired, vía Kotaku UK]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)